Jer 17, 5-8; Sal 1; 1 Cor 15, 12. 16-20; Lc 6, 17. 20-26.

“Dichosos ustedes…”.

¿Qué significa la palabra “dichoso” para ti? En los Evangelios aparece en varias ocasiones esa palabra, de hecho María es llamada así por su prima Isabel: “Dichosa tú que has creído”; también le dijeron a Jesús: “Dichoso el vientre que te llevó”.

La virgen María es el mejor ejemplo de lo que es una persona dichosa, en ella encontramos las características de la dicha. En ella se cumple el elogio de Jesús: “Dichoso el que escucha la palabra de Dios y la cumple”. Y María es ciertamente dichosa, sobre todo por escuchar y cumplir la Palabra de Dios.

¿Cuántas veces al día o a la semana escuchas la Palabra de Dios? ¿Qué haces con eso que Dios te dice? ¿Lo tomas en cuenta? ¿Dejas que transforme tu vida? ¿Se nota que escuchas y vives la Palabra? María es la mejor maestra del seguimiento de Jesús, es quien mejor nos puede enseñar a escuchar, meditar, orar y actuar lo que Jesús nos dice.

Pidámosle que continúe caminando con nosotros para que podamos ser cristianas y cristianos que vivan con alegría el seguimiento de Jesús; para que podamos, como ella, ser dichosos viviendo las Bienaventuranzas que su Hijo proclamó, y que no nos tenga que decir: “¡Ay de ustedes!”

Fuente: “Evangelio y Vida”, comentarios a los evangelios. México.
Autor: Gladys López Pérez, hc

Pin It on Pinterest

Share This