últimas noticias sobre el COVID-19

Ross Reyes Dizon

Santificar, honrar, el templo del Señor

Jesús es el templo definitivo que se ha de santificar.  Pues por él, Dios está en medio del pueblo de forma sublime y no superable del todo. El celo de la casa de Dios se apodera de Jesús.  Es por eso que se enfada él de los comerciantes y cambistas en el templo.  Los...

Caminar con fe en presencia del Señor

Jesús nos da ejemplo para que hagamos lo que él.  Solo hemos de caminar con en él para aprender a caminar ante el Señor. Por supuesto, Abrahán no puede evitar caminar a veces con los pueblos vecinos.  Sería curioso, pues, si no se diese cuenta él de que ellos inmolan...

Manos extendidas a los cuarentenados

Jesús extiende la mano a los cuarentenados, marginados, excluidos, impuros.  A ellos les han de extender también las manos los discípulos. La ley prescribe la cuarentena para los con lepra que se puede referir a una erupción cutánea.  Y no se les puede tocar a ellos...

Perseverar en la fe y en el servicio

Jesús no se quiebra hasta implantar el derecho en la tierra.  Nos toca a los discípulos seguirle y perseverar en la fe y en el servicio. Se pregunta Job si la vida no es más que un duro servicio.  Parece, por lo tanto, que él se quiebra, que no va a perseverar.  Si...
Caminar con fe en presencia del Señor

Nacionalismo, racismo, exclusivismo

Jesús, ungido con el Espíritu, es el Siervo sufriente de Dios.  Trae él el derecho a las naciones, lo que quiere decir que él y el nacionalismo no se pueden mezclar. Su propia visión y la que le ha contado Cornelio dejan a Pedro cierto de que en Dios no hay acepción...

Caminar con fe en presencia del Señor

Naciones todas adorarán al Señor

Jesús es la luz de las naciones.  Seguirle quiere decir, por lo tanto, acoger a gentiles de todas las razas, lenguas, pueblos y naciones. Pide Sal 149, 6 que canten jubilosos los fieles con vítores a Dios en la boca.  Y con espadas en las manos, pues se busca venganza...

Caminar con fe en presencia del Señor

Rostros de Dios, de Jesús, de los pobres

Jesús es la bendición en persona que Dios derrama sobre nosotros por el Espíritu Santo.  Su rostro nos ilumina, para que nuestros rostros reflejen el suyo. Brillan los rostros de María y José.  Es que los ilumina el rostro de Jesús.  Él es el sumo sacerdote, grande y...

Pin It on Pinterest