Entradas sobre Luisa de Marillac

Trabajar por los necesitados, gratis y sin ruido • Una reflexión semanal con Luisa

“¡Qué dicha si la Compañía, sin que Dios fuera ofendido, no tuviera que ocuparse más que de servir a los pobres desprovistos de todo! Y por eso, la Compañía no debe apartarse jamás del ahorro ni cambiar de manera de vida a fin de que, si la Providencia le da más de lo...

Egoísta o individualista • Una reflexión semanal con Luisa

“No puedo esperar más tiempo, mi muy Honorable Padre, para decirle el estado en que me encuentro estos días de ejercicios. Creo que Dios no quiere que goce plenamente de esta suavidad: desde ayer, he estado muy distraída a causa de una de nuestras enfermas que recibió...

La Familia Vicenciana, desorientada • Una reflexión semanal con Luisa

“Ya no puedo ocultaros el dolor que causan a mi corazón las noticias que he tenido de que dejáis mucho que desear. ¿Dónde está el espíritu de fervor que os animaba en los comienzos del establecimiento y que tanta estima os merecía por parte de los señores...

Organizando nuestro servicio • Una reflexión semanal con Luisa

Mi querida Hermana: Suplico a Jesús venido a este mundo, que sea su fuerza y su consuelo en estos primeros días del nuevo curso. Hábleme de lo que hacen en el servicio de ese hospital y de los enfermos que hay por la ciudad y sobre lo que ya le he dicho acerca del...

Pin It on Pinterest