Arrepentimiento y fe en el Evangelio

Arrepentimiento y fe en el Evangelio

Jesús, aunque no tiene pecado, es el arrepentimiento en persona.  Nos llama él y nos envía a predicar el arrepentimiento y hacernos signo visible y eficaz de lo que predicamos. Comienza Jesús su ministerio público proclamando:  «Está cerca el reino de Dios. ...
Buscado muy urgentemente, sí:  un profeta

Buscado muy urgentemente, sí: un profeta

Jesús es la respuesta definitiva a las plegarias de los que se lamentan de que ya no hay profeta.  Así de buscado es un profeta. Lo buscado que es un profeta, esto lo expresa el lamento:  «Ya no vemos nuestros signos ni hay profeta» (Sal 74, 9).  Algo parecido se lee...
Sensibilidad de la fe ante la muerte

Sensibilidad de la fe ante la muerte

Desea Jesús iluminarnos a los que vivimos en sombra de muerte.  Para que su deseo nos sea efectivo, basta que tengamos fe, revistiéndonos de su sensibilidad. Vinieron a alegrarse con Isabel los vecinos y los parientes.  Pero no experimentaron realmente su sensibilidad...
Juan es el nombre del hijo de Zacarías e Isabel

Juan es el nombre del hijo de Zacarías e Isabel

Jesucristo es la misericordia divina en persona.  Le conviene, pues, a su precursor llamarse Juan, cual nombre significa:  «Dios se ha compadecido».  Y nos conviene aprender de la Escritura sobre Juan. Los vecinos y parientes van a ponerle al hijo de Isabel el nombre...
Sembradores de la simiente del reino de Dios

Sembradores de la simiente del reino de Dios

Jesús es el Sembrador de la simiente del reino de Dios.  Quiere ese Maestro que sus discípulos sean, a imitación de él, sembradores confiados en Dios y constantes. Fácilmente podemos desalentarnos y cansarnos de hacer el bien ante nuestros fracasos y la oposición de...
Página 1 de 241234567...20...Última »

Pin It on Pinterest