Evangelio y Vida para el 24 de noviembre de 2018

por | Nov 24, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Ven Espíritu Santo y lléname de Vida”

Ap 11, 4-12; Sal 143; Lc 20, 27-40.

La mente de los hombres de este mundo está embotada por las felicidades y placeres inmediatos. Viven como si ésta fuera la única vida y se dejan llevar por los vicios, el libertinaje y los excesos. Se escucha muy frecuentemente entre la gente “el muerto al pozo y el vivo al gozo”.

Jesús habla claro: Yo soy la resurrección y la vida (Jn 6, 11, 25). Las palabras de nuestro Señor Jesucristo son palabras de vida eterna.

Trabajemos como Iglesia en esta vida construyendo el Reino de Amor para que la felicidad verdadera en Dios (unidad y paz) se desborden plenamente en la vida eterna.

Descubramos, pues, que lo que hacemos de bien en esta vida (las obras de misericordia) tendrá su fruto cuando gocemos de la presencia eterna del Creador.

El Señor es un Dios de vivos porque solo en Él se encuentra la vida. Y ante la cultura de muere que nos rodea, sepamos ser testigos de la verdad y la justicia.

“Bendito sea el Señor, mi fortaleza” (Sal 143).

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Arturo García Fonseca, CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This