Evangelio y Vida para el 10 de noviembre de 2015

por | Nov 10, 2015 | Evangelio y Vida, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

Sab 2, 23—3, 9; Sal 33; Lc 17, 7-10.

“Sólo hemos cumplido nuestro deber”

Séneca escribía que “la fidelidad no tiene diminutivos”. Y Jesús nos aconseja hoy: “cuando hayan hecho todo lo mandado, digan: Somos simples sirvientes, sólo hemos hecho nuestro deber”. No es necesario que se cuelguen medallas, que presuman de méritos, que adornen su ego con bisuterías. Seguramente no hicimos ni lo que teníamos que hacer. Soy mis propias deudas.

“Voy por la calle, paso delante de la cárcel: ¡Eh, estos se lo merecen! ¿Pero tú sabes que si no hubiera sido por la gracia de Dios, tú estarías ahí? ¿Has pensado que eres capaz de hacer las cosas que ellos hicieron, incluso peores todavía?”. (Papa Francisco, 2, marzo, 2015). Así es; y no es preciso que arruguemos la nariz al oírlo. Cuando tienes la dicha de vivir bien tu vida, de no malgastarla o de no pegarla a alguna máscara, ¿qué hacer si no es dar gracias? Por gracia, hice lo que tenía que hacer. Las obras son el resultado de la gratitud, la consecuencia de un encuentro donde se me revela que soy amado, aunque no lo merezca.

Danos, Señor, hacer lo que nos mandas; y tú nos mandas que, unidos a ti, amemos como tú.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This