Evangelio y Vida para el 24 de julio de 2022

por | Jul 24, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Cuando oren digan: Padre, santificado sea tu nombre“

Gen 18, 20-32; Sal 139; Col 2, 12-14; Lc 11, 1-13.

Los discípulos le piden a Jesús que los enseñe a orar, y lo primero que hace Jesús es enseñarles a llamar Padre a Dios. Les regala una oración en la que sintetiza su propio proyecto de vida y el del discípulo que quiera seguirlo, proyecto que gira en torno a dos realidades: Dios y el prójimo.

Dios, cuyo nombre hemos de santificar con nuestras obras y palabras; su Reino, cuyo advenimiento hemos de preparar también con nuestras obras y con un cambio de mentalidad para que se pueda ver y sentir realmente entre nosotros.

Y el prójimo, con y por quien nos comprometemos a luchar por la justicia para que todo lo que Dios ha creado sea de verdad para todos; para que estemos dispuestos a sanear a través del perdón nuestras relaciones con el prójimo con quien pueden surgir roces, enfrentamientos y contradicciones; porque también necesitamos del perdón de Dios. y conscientes de nuestra debilidad le pedimos la fortaleza para no dejarnos vencer por la tentación y que nos libere del mal.

También les habla (y nos habla) de la constancia en la oración y la confianza de que obtendrán de Dios lo que le pidan.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Silvia Bermea Ordóñez HC.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This