Evangelio y Vida para el 7 de mayo de 2022

por | May 7, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

«Tabitá hacía infinidad de obras buenas”

Hech 9, 31-42; Sal 115; Jn 6, 60-69.

Hoy la lectura de Hechos nos habla de una tal Tabitá, mujer viuda, que se dedica a hacer obras buenas y a repartir limosnas, y que de pronto enferma y muere dejando un gran hueco entre gente que necesita ayuda. Nos dicen los Hechos que “es discípula», cree en Jesucristo y lo sigue. Pedro la llamó: “Tabitá, levántate» y ella se levanta para seguir de nuevo a Jesús. Tabitá cree en Jesús, le sigue, come su carne y bebe su sangre, tiene intimidad con Él y en esta intimidad ha conocido y aprendido a servir a los demás de una manera sencilla y cotidiana.

San Vicente nos dice a las Hijas de la Caridad (y también lo podría decir a todos los seguidores de Jesús): “ser Hija de la Caridad es amar a Jesús con ternura y constancia: con ternura, sintiéndose a gusto cuando se habla de Él, cuando se piensa en Él, y se llena toda de consuelo cuando se le ocurre pensar: ¡Mi Señor me ha llamado para servirle en la persona de los pobres; qué felicidad!».

Por su parte, Santa Luisa dice a las Hijas de la Caridad: “Agraden a Dios sirviendo a sus amos (los pobres) con devoción, dulzura y humildad».

¿Te animas a seguirlo? ¿O prefieres echarte para atrás? Eres libre, escoge.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: María Luisa Fuentes Quesada HC

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This