Evangelio y Vida para el 20 de febrero de 2022

por | Feb 20, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

1 Sam 26, 7-13. 22-23; Sal 102; 1 Cor 15, 45-49; Lc 6, 27-38.

San Lucas dice que cuando Jesús bajó de la montaña, ya le esperaba una multitud deseosa de escuchar su Palabra y de que los curara. Jesús se dirige en especial a sus discípulos quienes, más que ningún otro, desean aprender de él. A estos les dice que el plan de Dios es que todos sean felices y ahí mismo nos ayuda a discernir lo que tenemos que hacer para ser felices. Nos llena de consejos que conviene releer una y otra vez con atención, porque los consejos de Jesús superan lo que la gente aprendía desde la infancia, escuchando a los escribas y fariseos. Lo de Jesús es una exigencia no sólo diferente, sino opuesta: “amar a los enemigos”. A esto, san Mateo le llamará “justicia mayor” y es, decididamente, para los discípulos que quieren seguirlo (Mt 5, 20).

La enseñanza de Jesús es nueva y difícil. Los ejemplos que Jesús pone, asustan: “poner la otra mejilla”, “hacer primero lo que quiero que otros me hagan a mí”. Se trata de ir siempre más allá de lo que otros consideran “normalmente bueno”. Se trata de imitar al Padre Dios en su bondad, en su misericordia, en su capacidad de perdón, en su amor sin límites… Todo tan sencillo: imitar lo que hace Jesús, ya que lo que él hace, lo hace imitando a su Padre: “Quien me ve a mí, ve a mi Padre”.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Aarón Gutiérrez Nava C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER