Una carta que me entregaron para ustedes

por | Feb 17, 2022 | Formación, Reflexiones, Víctor Martell | 0 comentarios

Hoy, 2022

Querido Hermano:

No espero de ti la perfección, porque te respeto tal y cual eres. Y no pretendo que no falles nunca, porque eres un ser humano, creado por mí.

No quiero saber todos tus secretos…

No pongo en duda tu fuerzas, porque se lo lejos que has llegado y los esfuerzos que has hecho para lograrlo.

Tampoco espero que lleves tú toda la carga de problemas y dolencias, porque yo estoy aquí para llevarla contigo.

No pido que seas lo máximo en inteligencia y que conozcas todas las respuestas, porque sé que tendrás tantas dudas como yo tuve. Solo te pido que me cuentes como amigo, cuando necesites apoyo en tus problemas o quieras sentirte animado y alegre, que me hagas socio en tus sueños y en tu futuro, como consuelo cuando necesites olvidar el  mundo en el que estás viviendo y el que yo sé cuantas perturbaciones y peligros tiene.

Y te pido que nunca olvides, recuérdalo siempre, lo mucho que yo te quiero.

JESUS

Por Víctor Martell

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This