Evangelio y Vida para el 23 de julio de 2020

por | Jul 23, 2020 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Al que tiene se le dará más y nadará en la abundancia

Jer 2, 1-3 7-8, Sal 35; Mt 13, 10-17.

Jesús explica por qué a la gente le habla en parábolas: porque “viendo no ven y oyendo no oyen ni entienden”. “Porque han endurecido su corazón.”

En la primera lectura Jeremías recuerda: “Los sacerdotes no hablan de Dios y los doctores de la ley no me conocen, los pastores han profetizado en nombre de Baal y adoran a los ídolos”.

El Señor habla del corazón humano con severidad. Del hombre que ha decidido no escucharlo, no tratarlo como amigo ni dar testimonio con su vida. Habla del corazón que ha cerrado sus oídos a Él, y se ha limitado a cumplir sólo algunos de sus mandamientos, sólo aquellos que implican poco esfuerzo.

En el fondo es soberbia; y cuando estamos llenos de nosotros mismos, Dios no cabe en el corazón ni en la vida. Por esa razón, aunque conozcamos a Dios, si no regresamos a Él de todo corazón, si no lo buscamos como lo primero en nuestra existencia, tarde o temprano lo perdemos.

“Y el Señor es el manantial de aguas vivas”.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Carmen Elisa Arteaga Solís

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER