“Ven a visitar tu viña”

Sir 48, 1-4. 9-11; Sal 79; Mt 17, 10-13.

Un personaje y un acontecimiento acompañan la reflexión de este día. San Juan de la Cruz, religioso carmelita, doctor de la Iglesia y poeta espiritual español del siglo XVI. Algunos versos suyos se usaban en las procesiones antes de Navidad: Del Verbo divino, la Virgen preñada viene de camino; ¡si le dais posada!; otros versos reflejan su contemplación de Cristo doliente: Padecer, Señor, y ser menospreciado por Vos. Fray Juan supo y quiso aprovechar el mal para sacar bien. A ejemplo de Jesucristo, abrazó el desprecio de los hombres para hacerse más apreciado por Dios.

Un par de siglos después, un día como hoy de 1874, se expidió la ley que suprimía en México la Asociación de las Hermanas de la Caridad, se decretó que ya no podían vivir en comunidad, usar el traje –hábito– propio y debían abandonar los hospitales u otros centros de servicio, es decir, abandonar el servicio a los pobres. Una noche oscura para la Pequeña Compañía. Las Hermanas hallaron fortaleza y esperanza honrando el estado de humillación de Nuestro Señor y abandonándose en la divina Providencia.

Fuente: “Evangelio y Vida”, comentarios a los evangelios. México.
Sor Alicia Margarita Cortés H.C.

Pin It on Pinterest

Share This