Evangelio y Vida para el 10 de marzo de 2019

por | Mar 10, 2019 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Deut 26, 4-10; Sal 90; Rom 10, 8-13; Lc 4, 1-13.

“El Espíritu llevó a Jesús al desierto; ahí fue tentado”

El relato del Evangelio nos presenta las tres tentaciones de Jesús en el desierto, que siguen siendo las tentaciones de nuestro desierto.

En la primera Jesús se niega a usar a Dios para satisfacer su propia hambre, dejando claro que no es lo único que lo alimenta. Yo, ¿Alguna vez en mi desierto, usando el nombre de Dios o pisando a algún hermano, me he aprovechado para satisfacer mis necesidades?

En la segunda tentación, Jesús renuncia a tener “poder y gloria” a costa del sometimiento a alguien que no sea Dios. ¿Cuántas veces yo sí, he decidido someterme a intereses del mundo para obtener algo de poder?

En la tercera tentación, Jesús rechaza el triunfalismo y el éxito fácil, no tentará a Dios. ¿Acaso en mi desierto, algunas veces no he usado su nombre o el de su Iglesia, para conseguir reputación, renombre y prestigio? ¿Y cómo puede vencer el cristiano estas tentaciones? La respuesta la tiene la carta a los Romanos: “Confiesa con tu boca que Jesús es el Señor y cree con tu corazón que Dios los resucitó de entre los muertos”. En el desierto de nuestra vida clamemos con el salmista: “Tu eres mi Dios y en ti confío”..

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: José Luis Rodríguez Vázquez

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This