Evangelio y Vida para el 17 de agosto de 2018

por | Ago 17, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Moisés, teniendo en cuenta la dureza de su corazón…»

Ez 16, 59-63; Is 12; Mt 19, 3-12.

La relación de los escribas y de los fariseos con Jesús normalmente no fue buena, pues movidos por envidia y soberbia, buscaban hacerlo quedar mal con sus preguntas capciosas. Hoy se presenta una de esas ocasiones con motivo de si era correcto o no repudiar a la esposa (divorciarse). Él les recuerda el plan de Dios citando el Antiguo Testamento (Gn 2, 24) y el porqué del “permiso” que les concedió Moisés. Es precisamente lo que indirectamente les recrimina Jesús, se debió a “la dureza de su corazón”.

Nos narra el libro del Génesis que en el principio creó Dios el cielo y la tierra por medio de su Palabra, viendo que lo que hacía estaba muy bien. Pero cuando creó a Adán y a Eva, los creó con libertad y llamados a vivir un plan que ellos rechazaron. De igual manera Dios nos ha acompañado a lo largo de la historia y nos ha ofrecido su mano paternal, que a veces hemos rechazado. En la plenitud de los tiempos nos envió a su hijo Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, mostrándonos su voluntad y su llamado a vivir no de acuerdo a la “dureza de nuestro corazón”, sino en la libertad de los hijos de Dios, nuestro Padre.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Juan Carlos Reyes Mendoza, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This