Evangelio y Vida para el 23 de abril de 2018

por | Abr 23, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Yo soy la puerta”

Hch 11, 1-18; Sal 41; Jnv 10, 1-10.

Jesús es la puerta, y cuando se entra por Jesús, cuando se llega a Él, cuando se saluda ese misterio y se acoge en el corazón, una vida nueva empieza. Esta metáfora de Cristo como puerta nos sitúa ante el siempre actual dilema de aceptar o no a Cristo como el camino y el único mediador que da sentido a nuestra vida. Cuando buscamos seguridad y felicidad o tratamos de justificar nuestras actuaciones: ¿es en él en quien pensamos y creemos? Él ya dijo que la puerta que conduce a la vida es estrecha: ¿tratamos nosotros de buscar otras puertas más cómodas, otros caminos más llanos y agradables, o aceptamos plenamente a

Jesús como la única puerta a la Vida?

La invitación es a entrar por esa puerta, entrar al mundo de Jesús; no nos quedemos afuera, entremos. Quizá ya sabemos que Jesucristo es la verdadera puerta, quizá ya usted lo sabe; pero seguimos dando vueltas en la puerta y no entramos.

Vamos a darle ese sí a Jesucristo, que también Él, como dice el libro del Apocalipsis, ha estado a la puerta de nuestro corazón: “Mira que yo estoy a la puerta y te estoy llamando”.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Juan Rodríguez Gaucín, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This