Aprovechando el bosque que se encuentra a los alrededores de la Curia y el buen clima de inicio del verano, el padre Tomaž Mavrič, CM, Superior General, junto con todos los miembros de la Curia, hicieron la convocatoria a los miembros de la Familia Vicenciana en Roma, el pasado 9 de junio, para pasar una tarde de encuentro fraterno, de oración y de compartir con ocasión de la celebración de los 400 años del nacimiento del Carisma.

Se inició con un momento de oración dirigida por el padre Javier Álvarez, CM, Vicario General aprovechando una rotonda que se encuentra fuera de la casa de la Curia. Después de un canto en honor a San Vicente de Paúl, se realizó la presentación del proyecto: “Cultivemos Integración” que se realizará con el apoyo de la Familia Vicenciana, aprovechando los terrenos de la Curia.

Acto seguido, se pasó a compartir una cena en los mismos predios donde se realizará el proyecto, el cual se vivió en ambiente de alegría y fraternidad. Estuvieron presentes Hijas de la Caridad de la Casa Provincial y de otras casas en Roma, las Hermanas de la Caridad de Santa Juana Antida Thouret, algunos estudiantes de la Congregación Vicentina nacidos en India, el Voluntariado Vicenciano de Italia, AIC, las Conferencias de San Vicente de Paúl, la Fundación Federico Ozanam de San Vicente de Paúl, las Hermanas de la Copiosa Redención que viven en la Casa de la Nocceta, los misioneros italianos y quienes se encuentran realizando estudios de especialización de la Congregación de la Misión y muchos otros amigos vinculados a la Familia Vicenciana.

Proyecto “Cultivemos integración”:

El lema de la celebración de los 400 años es “acoger al forastero”, y qué mejor que pensar en un proyecto realizado desde la Curia General, con el apoyo de la Familia Vicenciana. La coordinación del proyecto está a cargo del Voluntariado Vicenciano, con la presidenta de la ciudad y la presidenta regional, además, se cuenta con la colaboración de expertos en el campo de la agronomía, con la fundación Linearia, una organización italiana que promueve la difusión de la cultura del medio ambiente en el ámbito urbano. También se agrega al proyecto, la Asociación, “Le tre fontane”, que se encargan del acompañamiento a los refugiados en Italia. El objetivo del proyecto es ayudar a encontrar trabajo a personas que han obtenido el estado de refugiado político o que están en ese proceso, aprovechando los recursos naturales que se tienen en la Curia, el huerto, el vivero especializado y un invernadero, se cultivará frutas, se tendrá un huerto y el cultivo de plantas aromáticas, buscando un mercado para los productos. El proyecto prevé, además la formación a diez jóvenes, de los cuales serán seleccionados 4 que llevarán adelante la producción del proyecto. Como representante de la Curia en el proyecto, estará a cargo el padre Giuseppe Carulli, CM, Superior de la comunidad local.

Fuente: cmglobal.org

 

Pin It on Pinterest

Share This