últimas noticias sobre el COVID-19

Los 400 años del Carisma Vicenciano

por | Feb 21, 2017 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Muchas lectoras y no pocos lectores son miembros activos de alguna de las ramas de la Familia Vicenciana, o bien participan en parroquias o comunidades animadas por miembros de esta cálida Familia. Y aún para los lectores que vienen de otros ámbitos, san Vicente de Paúl es un gigante católico, el gran Samaritano de su tiempo, cuya vida y obra siguen activas y fermentando nuevas vidas cristianas al servicio amoroso de los pobres y de su evangelización. Por estas razones quisiera referirme a la celebración –en este año del 2017– de los 400 años del Carisma de san Vicente de Paúl.

¿A qué llamamos Carisma Vicenciano?

A un don especial de Dios dado a san Vicente de Paúl para, asociando a otros, responder a las necesidades de Evangelización de los pobres con obras y palabras y así colaborar a la revitalización de la Iglesia. Dicho de otra manera, se trata de esa “Experiencia del Espíritu”, vivida por Vicente de Paúl en sus experiencias históricas primordiales y en sus respuestas para Evangelizar a través de las misiones y del cuidando y servicio a los pobres. Experiencia “trasmitida a los propios discípulos para ser por ellos vivida, custodiada, profundizada y desarrollada constantemente en sintonía con el Cuerpo de Cristo en crecimiento perenne”. (Mutuae Relationes, 11).

Las citadas experiencias de san Vicente son múltiples y complementarias. Ante la fuerte tentación contra la fe –que sufre a partir del año 1611– sale de ella cuando “hizo la firme e irrevocable resolución de entregar su vida, por amor a Jesucristo, al servicio de los pobres”.

El anciano de Gannes

A partir de ese momento ya sabía a qué y a quienes servir, pero ignoraba el cómo. Serán las experiencias de Gannes-Folleville y de Chatillón (separadas aldeas francesas) las que le revelarían los modos.

En Folleville, (20 y 25 de enero, 2017) sucede el caso del anciano enfermo que hace confesión general de su vida, cuando antes sólo hacía confesiones como trámites falsificados. Después de ello, “Confesó públicamente y en presencia de la señora esposa del General, sus confesiones sacrílegas y los enormes pecados de su vida pasada”. Si a éste, que pasaba por hombre de bien, le sucede esto, ¿a cuántos les sucederá lo mismo? “¿Qué remedio podemos poner?”.

Y Vicente, asomado a las necesidades espirituales de los campesinos, comenzará respondiendo por medio de las misiones populares. Les da a conocer a Jesucristo y los prepara para hacer una sincera y humilde confesión general de su vida. Y fue tanta la gente que acudía que fue preciso pedir ayuda a otros varios sacerdotes. De aquí irán surgiendo la Congregación de la Misión, los Ejercicios a ordenandos, las obras de los Seminarios, etc. a fin de que los pobres tengan mejores pastores.

En la otra población Chatillón-les-Dombes la anécdota surge el 20 de agosto de 1617 en la familia en que todos estaban enfermos. Vicente les habló en la iglesia de ello tocado en el corazón y la gente respondió generosamente. Unos iban y otro venían de llevarles consuelo y socorro. Él vio cuanta generosidad hay en los corazones cristianos, pero cuánta organización faltaba para cuidar eficazmente a los pobres.

Organizar la caridad

La respuesta inmediata consistirá en organizar un grupo de mujeres laicas para servir, por turno, a los enfermos del lugar. Es la primera de las Caridades así organizadas. El Reglamento que redacta san Vicente es un poema de ternura, cristocentrismo, sabiduría práctica, autonomía femenina, cohesión espiritual y detalles de exquisita administración.

Luego, los brazos de la Misión y los de la Caridad se irán juntando en las misiones populares y en todas las demás Instituciones y obras. Y entre laicos –sobre todo mujeres–, misioneros, Hijas de la Caridad –con Luisa de Marillac al frente–, damas de París, etc. irán sirviendo a enfermos aislados, niños expósitos, galeotes, enfermos hospitalizados, niños en escuelas populares, ancianos, gentes devastadas por las guerras, soldados en campos de batalla y toda clase de miserias.

Richelieu, el poderoso primer ministro francés, entre otras cosas, dejó a su muerte una casa, presupuesto y dos personas para cuidar a sus gatos. Vicente de Paúl dejó un ejército de mujeres y hombres contagiados de su carisma de ver a Jesucristo en los pobres y a los pobres en Jesucristo y entregase a ellos para continuar la obra de Jesucristo en la tierra. Estos oirán, un día, el ¡Venid, benditos de mi Padre, a poseer el Reino, porque tuve hambre, sed, enfermedad, marginación, menosprecio… y ustedes me defendieron y cuidaron!

¿Qué podemos hacer en este Aniversario?

Seguramente que el Señor nos puede inspirar a cada uno qué podemos hacer en este 400 años del Carisma Vicenciano. No hay aquí espacio para las imprescindibles motivaciones. Pero, a modo de sugerencia, podemos indicar lo siguiente.

  1. Preparase bien para hacer personalmente –este año– una buena confesión general de toda la vida o desde la última hecha.
  2. Participar este año en al menos una misión popular.
  3. Iniciar una obra social o comenzar nuestra animosa participación en alguna de las actuales.
  4. Llevar un nuevo miembro a una de las Ramas de la Familia Vicenciana.
  5. Conocer con cierta hondura la vida de San Vicente, de sus Obras y su espíritu, en especial aquella en la que trabajamos.

“Los sentimientos más íntimos de nuestro Señor han sido preocuparse de los pobres para curarlos, consolarlos, socorrerlos y recomendarlos…. ¿Podría acaso mostrar un amor más tierno a los pobres? Y ¿qué amor podemos nosotros tenerle a él, si no amamos lo que él amó? –nos pregunta San Vicente. Y con él podemos decir: “Sé tú, Señor, nuestro agradecimiento por habernos llamado a este estado de vida de estar continuamente amando al prójimo”.

¡Felicitaciones a todos por este Aniversario de gracia!

Autor: Honorio López Alfonso, cm
Fuente: Evangelio y Vida

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This