últimas noticias sobre el COVID-19

Evangelio y Vida para el 17 de noviembre de 2016

por | Nov 17, 2016 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

“Si al menos en este día comprendieras lo que te lleva a la paz…”

Apc 5, 1-10; Sal 149, 1-9; Lc 19, 41-44.

Oh Jerusalén, Jerusalén, ¡cuánto amor has desper- diciado! Tuviste en ti al que te ofrecía la salvación, y no supiste reconocer ni el tiempo ni la visita de tu Dios. Jesús lloró por ti como se llora por una esposa fiel y enceguecida. Pero tú no tuviste ojos ni corazón para fijarte, para acoger el perdón y la paz que te ofrecía. Ponías tu confianza en ti, en tu templo, en tus murallas, en las obras de tus manos o en posibles e inútiles alianzas. “Vendrán días –te dice Jesús– en que tus enemigos te cercarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra”

El que rehúsa la salud, elige la enfermedad, el que rechaza la salvación, elige su ruina y su desolación. No culpes a los otros, tuviste la gran oportunidad de Dios como ningún otro pueblo la tuvo, y la dejaste pasar, y terminaste con el Nazareno que te la ofrecía. Y Jerusalén no es sólo aquella antigua ciudad de Judea. Nosotros –tú o yo– ¿no somos Jerusalén?

¡Cuánto amor desperdiciado! ¡Cuánta desatención para la visita que, de mil maneras, Dios nos hace. Y dejamos a Jesús a la puerta, aunque lo sepamos llorando por nuestra salvación.

¿Por qué, Señor, no sabemos querer nuestro bien?

¿Qué ceguera nos habita y nos impide abrirnos de verdad al que nos ofrece el agua que salta hasta la vida eterna? ¡Ayúdanos, ayúdanos, ayúdanos!

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This