Evangelio y Vida para el 8 de junio de 2016

por | Jun 8, 2016 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

“No vine a abolir la ley, sino a darle plenitud”

1Re 18, 20-39 | Sal 15 | Mt 5,17-19.

Todos sabemos que para el pueblo judío era muy importante la Ley, así con mayúscula. Era toda la reglamentación social, política y religiosa recopilada en el Pentateuco. La ley era la estructura que articulaba y daba solidez al pueblo como tal. El corazón de esta compleja red de reglamentos y normas eran los diez mandamientos.

Uno de los reclamos más frecuentes que los fariseos y otros jefes del pueblo le hacían a Jesús, era, precisamente, que no cumplía la ley, que la violentaba. En el pequeño texto del evangelio de hoy, Jesús se declara al respecto y dice: yo no quebranto la ley, sino que la llevo a un cumplimiento más pleno. Porque la razón última de la ley es que los hombres cumplan la voluntad de Dios, lleven adelante su proyecto de vida en libertad, en paz y en plenitud. Y nadie mejor que Jesús cumplió la voluntad de Dios. Nadie mejor que él entendió qué es lo que Dios quiere para sus hijos y cuál es el camino de la obediencia.

Toda la ley se resume en el amor. Quien ama permanece en el camino del Señor, cumple la voluntad de Dios y complace el corazón del Padre. Quien ama ha entendido que no hay otro camino de fidelidad a Dios más que amar como Él nos ama.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Silviano Calderón Soltero, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER