últimas noticias sobre el COVID-19

Reflexiones Vicentinas al Evangelio: 1º Domingo de Cuaresma

por | Feb 11, 2016 | Cuaresma, Reflexiones | 0 comentarios

reflexiones_ssvp_estados_unidos

Evangelio: (San Lucas 4:1-13)

Jesús volvió de las orillas del Jordán lleno del Espíritu Santo y se dejó guiar por el Espíritu a través del desierto, donde fue tentado por el demonio durante cuarenta días…. El diablo le dijo: “Si eres Hijo de Dios, manda a esta piedra que se convierta en pan.” Jesús le contestó: “Dice la Escritura: El hombre no vive solamente de pan”… Entonces el diablo le dijo, “Te daré poder sobre estos pueblos, y sus riquezas serán tuyas… Si te arrodillas y me adoras, todo será tuyo.” Jesús le replicó: “La Escritura dice: Adorarás al Señor tu Dios y a él solo servirás.” …A continuación el diablo le dijo: “Si tú eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, pues dice la Escritura: Dios ordenará a sus ángeles que te protejan; y también: Ellos te llevarán en sus manos, para que tu pie no tropiece en ninguna piedra.” Jesús le replicó: “También dice la Escritura: No tentarás al Señor tu Dios.” Al ver el Diablo que había agotado todas las formas de tentación, se alejó de Jesús, a la espera de otra oportunidad.

Reflexión:

Por mucho que lo intentó, ofreciendo cualquier cosa atractiva — riqueza, poder, aprecio — el Diablo no pudo mostrar más fuerza. La tierna persuasión de la oración y el ayuno, mantuvo a Jesús más fuerte y capaz de resistir la tentación. ¡Ni siquiera el Hijo de Dios fue exento a la prueba! La tentación entonces no es necesariamente signo de gran pecado. Es ocasión para mostrar que nuestras vidas están dirigidas hacia Dios, por mantenernos fieles a la fe que profesamos. La cuaresma no es simplemente nuestro tiempo de desierto para superar la tentación. Es también una primavera de relaciones renovadas hacia Dios. Es una temporada en que nos fortalecemos con el dulce calor del Espíritu de Dios que nos guía a superar aun las tentaciones de riqueza, poder y aprecio. (Liturgia Viviente)

Meditación Vicentina:

Les urjo que reflexionen, durante la cuaresma, en las tentaciones con que inevitablemente nos encontremos, mientras el Espíritu nos guía por el desierto. Ninguno de nosotros nos libramos de estas. El Espíritu es el pilar de fuego que alivia nuestro camino en el viaje, pero eventos diarios nos atraen a seguir otros pilares de fuego mientras vagamos por el desierto. Encontramos nuestro hambre calmado y nuestra sed saciada, solo en la persona de un amoroso y providente Dios quien camina a nuestro lado siempre. En esta cuaresma todos nos debemos preguntar: cual es la más grande tentación que enfrento como seguidor de San Vicente?

(Maloney, ¡Ve! En la Espiritualidad Misionaria de San Vicente de Paúl)

Discusión: (Compartan ideas sobre estas lecturas después de un momento de silencio)

¿Cual es la más grande tentación que enfrentas como seguidor de San Vicente y el Beato Federico?

Oración de Clausura:

Por la gracia de desatarrme de la riqueza,

Jesús, nos dirigimos a Tí.

Por la gracia de desatarme del poder,

Jesús, nos dirigimos a Tí.

Por la gracia de desatarme de los aprecios,

– Jesús, nos dirigimos a Tí. ¡Amén!

 

Autora: Sor Kieran Kneaves, H.C.
Fuente: Sociedad de San Vicente de Paúl, Consejo Nacional Estadounidense.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This