Evangelio y Vida para el 13 de noviembre de 2015

por | Nov 13, 2015 | Evangelio y Vida, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

Sab 13, 1-9; Sal 18; Lc 17, 26-37.

“Acuérdense de la mujer de Lot”

No te distraigas. Si compras o vendes o te casas o vas a un banquete, no te distraigas. Atiende en todo y con alegría a lo único necesario. Cuando Lot salió de Sodoma, el fuego acabó con todos. “Así será el día en que se revele el Hijo del Hombre”. Ya no habrá tiempo para recoger las cosas que tenías en la casa. Por eso, mantenla limpia y acogedora.

Los filósofos griegos aseguraban que “ni siquiera los dioses tienen el poder de cambiar el pasado”. Nosotros, como la mujer de Lot (Gén 19, 26) podemos mirar el pasado con indócil curiosidad superficial o para alimentar su extravío o sólo para lamentar nuestra imagen rota. Nada de esto lo cambia. Pero hay otra manera de mirarlo, y Jesús nos asegura que hasta el mayor pecador pude hacerlo.

El arrepentimiento –la gracia del arrepentimiento– es la divina manera de cambiar el pasado. Cuando alguien, física o espiritualmente cae de rodillas, reconoce su pecado y pide perdón de verdad, el desierto del pasado se convierte en un prado primaveral. Lo que era un montón de tristeza y desperdicios se trueca en júbilo y gratitud. ¡Feliz culpa que me llevó a conocer y a saberme amado por mi Salvador! La vida perdida ha sido recuperada.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER