últimas noticias sobre el COVID-19

Servir: La Familia en las Filipinas

por | Sep 1, 2015 | Familia Vicenciana, Formación | 0 comentarios

philES

Cuando la Familia Vicentina comenzó en Filipinas en 1862, sólo la Congregación de la Misión (CM) y las Hijas de la Caridad (HC) fueron parte de la “doble” familia de San Vicente de Paúl en el país. Generalmente durante ocasiones festivas de la “doble” familia vicentina invitaban a las Damas de la Caridad (AIC), la Sociedad de San Vicente de Paul (SSVP), a las Hijas de María (AMM) y los jóvenes de la Asociación de la Damas de la Caridad (JAIC) pero ninguna asociación formal existió entonces. Hoy sin embargo contamos con 18 sucursales en las Filipinas de Familia Vicentina (FV de Filipinas).

Filipinas está situada en el Anillo de Fuego del Pacífico y tiene los peores efectos de cambio climático. El país ha sufrido fuertes tifones, temblores, terremotos y erupciones volcánicas. No obstante, la Familia Vicentina realiza las operaciones de socorro pero más importante aún, se hacen esfuerzos de rehabilitación para aliviar el sufrimiento de los sobrevivientes que se quedan con casi nada. La comunidad Vicentina de Anislag, Albay (2005) y la aldea de la SSVP en San Bernardo, Leyte (2006) se pusieron a disposición de los sobrevivientes del tifón y deslizamientos. La Universidad de Adamson (AdU) creó un Centro de Caridad desde el 2009. La recolección en el Centro de Caridad para ese año fue para las víctimas de la calamidad cuando el tifón “Ondoy” inundó a la capital de Manila y la paralizó durante una semana. La Universidad de Adamson se convirtió en un Centro de Caridad donde las donaciones fueron llevadas, empacadas y entregadas por los estudiantes, empleados y miembros de Familia Vicentina a los lugares afectados.

El Centro de Caridad se repitió en los años subsiguientes en los Tifones de “Habagat” 2011 y “Pedring” 2012, el terremoto en “Bohol” 2013 y el súper tifón “Yolanda” ese mismo año. A través de este Centro de Caridad, las donaciones no sólo fueron centralizadas en Luzón pero llegaron a los sobrevivientes del desastre en las islas de Visayas y Mindanao. Por ejemplo, en Tanauan y Basey, Leyte que fueron gravemente afectados, las Hijas de la Caridad estuvieron presentes e incluso en la rehabilitación de la comunidad dos años más tarde.

A la luz de todo esto es que la Familia Vicentina de Filipinas decidió hacer el «Proyecto de Cambio Sistémico de Tanauan, Leyte.» Después de un taller que el Cambio Sistémico realizó para Asia Pacífico en julio de 2014, organizó un equipo integrado por siete representantes de las ramas de FV. Encontraron la prioridad de bombas de agua para los sobrevivientes de Haiyan. La FV donó 29 bombas de agua a cuatro aldeas: Arado, Amanluran, Cogon y Tugop. Voluntarios de las diferentes ramas de FV han estado tomando turnos para dar formación semanal (fase I) a los futuros líderes de Cogon desde febrero de este año hasta septiembre. La Fase II de desarrollo comunitario comenzará justo después de eso. Entonces se iniciará la fase III, que consiste en programas de medios de subsistencia. Se espera que se comiencen en el lugar a principios del año próximo. Este proyecto tiene como objetivo capacitar a la comunidad de los sobrevivientes a tomar responsabilidad y dirección de su propio destino.

En resumen, las diferentes ramas de la Familia Vicentina en Filipinas han creado nuevos caminos de servicio de caridad a los pobres en respuesta a la llamada del Papa Francisco y en fidelidad a nuestra misión.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This