últimas noticias sobre el COVID-19

Día de Oración y Ayuno Vicentino: martes 19 de mayo de 2015

por | May 19, 2015 | Reflexiones | 0 comentarios

lynnOración y Ayuno Vicentino
Martes, Mayo 19, 2015
La Mano Salvadora de Dios – Cerremos las Puertas a las Tinieblas – La Ascensión de Nuestro Señor – Busquemos al Espíritu Santo

Querida Familia Vicentina: Oremos siempre por nuestra Familia Vicentina, oremos por la paz y por aquellos que sufren en Nepal y otras regiones del mundo. Oremos cada día. El orar en silencio por la paz del mundo todo el día ha de darnos paz. ¡Que tengan una gran semana!

La Mano Salvadora de Dios – Dios siempre piensa en todos los aspectos y en los propósitos más grandes que se pueden conseguir en toda situación. En el Salmo 138: 7, se nos dice “Tu mano derecha me salva, Señor.” En el simbolismo bíblico, la «mano derecha» de Dios significa el poder de Dios que llega para ayudarnos. La mayoría de nosotros somos diestros y nos apoyamos en la mano derecha. Veo este Salmo como para convencernos de que Dios está siempre con nosotros. Tenemos que creer que Dios está con nosotros, especialmente cuando ocurre un desastre. Cuando visitamos a los necesitados, tenemos que mostrarles con nuestras sonrisas y acciones lo mucho que Dios nos ama. Seamos la diestra de Dios. Creo que Dios nunca nos abandona. Yo siempre siento que Él sostiene mi espalda, pero talvez él está sosteniendo mi mano derecha y me guía. Sea cual sea el término, creo que Él ha estado conmigo a través de la enfermedad y el dolor. Recibí un texto de una señora que estábamos ayudando en Alberta, Canadá, y ella está al otro lado del país en éste momento. Le hemos ayudado para irse allá. La Familia Vicentina en todo Canadá se unió para darle una mano, y esa fue, la mano de Dios. Ella me envió un mensaje para desearme un feliz día de la madre; incluso en su enfermedad y en el dolor, pensaba en mí. Esta es la mano de Dios. Ahora estamos orando los unos por los otros y se siente realmente bien. Gracias por la mano salvadora de Dios en la Familia Vicentina.

Cerremos las Puertas a las Tinieblas – Siempre dejemos que la luz de Cristo brille en cada uno de nosotros, y llevémosla un paso más allá. Seamos la luz de Cristo para la Familia Vicentina; para la parroquia a la cual pertenecemos y para su cónyuge y sus hijos, para nuestra madre y todo resto del mundo, especialmente a esos a los que Jesús pone delante de nosotros para servirle. Seamos la Luz servicial y veamos la diferencia. Nuestro Alcalde habló con nosotros en nuestra reunión anual. Nuestro alcalde es musulmán y citó de las Escrituras y leyó nuestra declaración misionera. Nos dijo que la mejor parte de nuestra misión era servir con alegría. Él nos dijo que es por eso que estamos haciendo una diferencia. Él nos desafió a hacer tres cosas todos los días para ser la diferencia. Incluso el más pequeño gesto de bondad hace la diferencia. Yo siempre digo, “sonriamos a las personas que se ven mal humor y notemos el cambio.” Creo que las sonrisas son uno de nuestros más grandes regalos de parte de Dios. No cuesta nada y vale un millón. Podemos hacer una diferencia – ¡CRÉEALO! Abramos la puerta a la alegría ya la luz de Cristo. Enviémos las tinieblas a otro lugar.

La Ascensión de Nuestro Señor – – Se observa 40 días después de la Pascua y todavía estamos en el tiempo de la Pascua. Catecismo de la Iglesia Católica: 659 “Entonces el Señor Jesús, después de hablarle a los apóstoles, fue llevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios.” 534 La aparición final de nuestro señor Jesús termina con la entrada irreversible de su humanidad en la gloria divina, simbolizada por la nube y por el cielo, donde está sentado a partir de ese momento en adelante a la diestra de Dios Padre. 535 Sólo de una manera totalmente excepcional y única iría Jesús a mostrarse a Pablo, “como a uno nacido fuera de tiempo,” en una última aparición que lo estableció como un apóstol. Estoy viendo la serie de televisión, “AD, la Biblia Continúa.” Todos deberíamos estarla viendo y leyendo y reflexionando sobre los Hechos de los Apóstoles. Es tan fascinante y realmente es nuestro llamado como Vicentinos. ¡Séa Cristo!, vea a Cristo en los demás. Es lo que somos y es lo que nos revela cómo hemos llegado hasta aquí.

Busquemos al Espíritu Santo – Cuando siento calor pasando por una zona de mi cuerpo donde existía dolor, sé que el Espíritu Santo está ahí. Cuando recibo la Eucaristía, siento el Espíritu Santo. El Espíritu Santo pondrá el viento de nuevo en sus velas si usted le pide que lo haga. Pablo dice: “El Espíritu nos ayuda en nuestras debilidades; pues nosotros no sabemos pedir como conviene, pero el Espíritu Santo mismo intercede por nosotros con gemidos demasiados profundos para expresarse con palabras” (Romanos 8:26). Tomamos la Cruz de Cristo y le tomamos a Él hacia el nuevo templo que somos nosotros mismos y Él trae al Padre y al Espíritu Santo. En esta vida nueva, ahora percibes un gran valor y belleza en las cosas a las que antes le diste la espalda: la pobreza, el sufrimiento, incluso la enfermedad. Ahora entiendes que en el pobre y el solitario contemplas el rostro de Cristo. Y en dificultades tales como la enfermedad se ven los medios para que usted pueda hacer lo que Cristo os había mandado a hacer, tomar su cruz y seguirlo por todo el camino al cielo. Este es nuestro viaje, Vicentinos. El Espíritu Santo nos ayuda siempre. Es por el bien de los pobres de Cristo. Estamos llamados a servir y cada uno tiene una responsabilidad personal para mantenerse estrechamente conectado con Cristo y cosechar la mejor fruta que posiblemente podamos. ¡Tú, que eres único! Usted es el que hace algo bueno por una persona, y al dar la vuelta van y hacen algo bueno por alguien más. ¡Usted es el que cambia al mundo!

Bendiciones,

Lynn

Queridos Hermanos y Hermanas Vicentinas: Este domingo 24 de mayo celebramos la solemnidad de Pentecostés. Aprendemos que la vida es para ser vivida juntos. Las lecturas son todas acerca de cómo Dios está presente y poderoso cuando nos reunimos. ¿Luchando con los desafíos de la vida? Enfermedad mental? ¿El cuidado de los niños? ¿Cáncer? ¿Duelo por una pérdida? ¿Desempleado? O ¿encarcelado? Estas cargas no estaban destinadas a que las cargaras tú solo. Los discípulos estaban reunidos en el aposento alto, temerosos y tristes. Jesús viene, en el cumpleaños de la Iglesia, y de nuevo a nosotros en nuestras habitaciones superiores donde nos escondemos, para decir: “Que la paz sea con ustedes.” Como el Padre me envió, también yo os envío.” Sin cargas, sin desafíos o quebrantamiento que descalifiquen. Esta Iglesia es para nosotros, que vivimos juntos y, en la vida, para llegar a los otros también en la necesidad de la paz, la sanación y la misión de Jesús. No estamos solos – y necesitamos cada miembro para ser y convertirse en la Iglesia que Jesús vino a fundar y cumplir con su misión.

Por favor, siga los enlaces de www.famvin.org es en inglés y español. Es un sitio tan hermoso.

Que tengan una semana muy bendecida.

Bendiciones,

Lynn

Espíritu del Dios vivo, sopla tú, la vida en nuestras almas y nuestras parroquias. Haznos un fuego de amor ardiendo brillantemente para todos aquellos que necesiten de tu paz y tu sanación. Sácanos de nuestros escondites, y envíanos a renovar la faz de la tierra. Amén.

Por la fuerza de ser y llegar a ser el Cuerpo de Cristo, la Iglesia, roguemos al Señor. Usted es tan amado por Dios. Para nuestro Señor usted es tan especial y Él le ama y le llama por su nombre. Él le conoce y le ama tanto. ¿Cómo se sientes cuando Dios le dice que le ama?

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This