Un punto de vista canadiense: ¿En qué consiste la buena gobernanza?

por | Feb 5, 2023 | Formación, Jim Paddon, Reflexiones | 0 comentarios

Como vicencianos, nuestro primer y principal objetivo es aliviar la pobreza en todo el mundo. Estamos dispuestos a actuar y ayudar a nuestro prójimo en necesidad de todas las formas posibles. Al realizar este acto, tratamos de encontrar a Jesús en el rostro de aquellos a quienes servimos y en los mismos actos de caridad y justicia que tratamos de cumplir. Recordarán que Vicente de Paúl tardó algún tiempo en finalizar la regla o constitución de la Congregación de la Misión porque estaba demasiado ocupado sirviendo a su pueblo.

En el mundo de hoy es necesario respetar las reglas del gobierno, así como nuestras propias reglas y constituciones, ya que afectan a nuestra forma de actuar. Yo solo puedo hablar de la Sociedad de San Vicente de Paúl. Probablemente sea prudente examinar nuestra gobernanza actual y, en ocasiones, anticuada. ¿Son nuestros niveles superiores verdaderamente responsables e inclusivos con los miembros en general? ¿Deberíamos buscar nuevas formas de comunicación más modernas en lugar de un enfoque verticalista? ¿Somos representativos de aquellos a quienes servimos, tanto en cultura como en ascendencia racial? ¿Podemos convertirnos en una organización más amplia que, mantieniendo su carácter católico, acoja mejor a otras confesiones?

La buena gobernanza sólo puede lograrse comprometiéndose a un cambio sistémico interno en nuestras estructuras actuales. Un ejemplo lo tenemos en la región de Ontario, en Canadá. En lugar del formato utilizado durante mucho tiempo para elegir a un nuevo presidente, formamos una junta directiva de nueve miembros que fueron propuestos y elegidos por los distintos consejos de Ontario. A continuación, los miembros elegidos de la junta directiva elegían a uno de sus miembros como presidente. Este proceso eliminó el antiguo sistema que a menudo incluía que un nuevo presidente nombrara a su ejecutiva, lo que a menudo anteponía la amistad a la competencia. Nuestra nueva Junta de Ontario también es reflejo de la diversidad, ya que 3 de sus miembros pertenecen a una minoría identificada o a una designación especial.

El componente más importante de cualquier cambio sistémico debe incluir un énfasis en el establecimiento de formas de dar a cada miembro la oportunidad de expresar sus preocupaciones, comentarios y preguntas sobre cómo operamos y actuamos. Este enfoque de «base» sólo puede hacernos una organización más fuerte y más atractiva para los nuevos miembros. Además, al ser una organización más diversa, podemos acoger y celebrar las distintas culturas de aquellos a quienes servimos.

Sobre el autor:

Jim Paddon vive en Londres, Ontario (Canadá) y es un vicentino canadiense. Está casado con su querida esposa Pat y tienen seis hijas y once nietos. Jim es miembro de la Sociedad desde los años 70.

«Reconozco con todo respeto los territorios tradicionales y no otorgados de los Pueblos Indígenas, incluidas las Primeras Naciones, los Metis y los Inuit, en cuyas tierras nos reunimos, trabajamos y vivimos».

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER