Evangelio y Vida para el 13 de agosto de 2022

por | Ago 13, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Dejen que los niños se acerquen a mí, pues de los que son como ellos es el Reino de los cielos”

Ez 18, 1-10. 30-32; Sal 50; Mt 19, 13-15.

Los niños, las mujeres, los pobres, los pecadores… Jesús se rodeó de toda esta gente “pequeña”, que valía poco en la sociedad de su tiempo. Esto le valió el desprecio y la enemistad de los dirigentes y los doctores de la ley.

En este día, el evangelio coloca a los niños como modelo de vida en el seguimiento de Jesús. ¿Qué tienen (o tenían) de especial los niños, para que los colocara a ese nivel de aprecio?

Hacernos como niños tiene que ver con hacer expresa nuestra confianza en el Padre; para un niño el papá es el garante de la vida y su protector. El papá provee lo necesario para vivir y le da seguridad el saberse acompañado. La palabra del padre ayuda a constituir la suya propia.

El niño hace a gran espacio en su vida para darle lugar al papá. Éste inspira sus grandes ideales y sueños sobre la vida que quiere vivir. Hacernos como niños comporta darle lugar a nuestro Padre del cielo en nuestros sueños y anhelos. Y, esencialmente, es verlo como protector, como sostén de la vida; garante de nuestra seguridad. Verlo como amigo cercano, jamás como enemigo.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Hilario Sarabia Granados, diácono permanente

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This