Incendios forestales: Transformación de los paisajes físicos y personales

por | Jul 17, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Si vives en el oeste de Estados Unidos, los incendios forestales son un peligro evidente. En los últimos años se han batido todo tipo de récords. Ahora se habla de millones de hectáreas, fuegos que queman todo lo que se cruzan en su camino. Antes de 1986, los incendios forestales se contenían por término medio en menos de ocho días. Veinticinco años después, el incendio forestal medio arde durante 37 días.

En este artículo quisiera explorar un incendio mucho más poderoso y duradero, que ha durado más de 2000 años y ha transformado más de dos mil millones de vidas en la actualidad (es cierto que algunas de estas vidas parecen brasas moribundas, mientras que otras son antorchas que propagan las llamas).

Un incendio que nadie vio venir y … no debería haber ocurrido

Los emperadores romanos se regocijaban en su poder. En un principio, no vieron el poder de un incendio iniciado por una persona llamada Jesús y un pequeño grupo de seguidores extraídos de gente muy común. Pronto trataron de extinguir este movimiento de fuego salvaje mediante una persecución extrema.

En retrospectiva, este crecimiento no sólo es sorprendente. Según todos los cálculos humanos, debería haberse extinguido rápidamente.

Al principio, el movimiento no sólo era ilegal. No tenían edificios ni iglesias donde reunirse. Sus líderes no eran de alta cuna ni estaban capacitados. Simplemente celebraban el don del Espíritu de Jesús con sus hermanas y hermanos como Jesús les había dicho.

Cuando se reunían, compartían recuerdos e historias para celebrar el amor que Jesús les mostró y les pidió que se tuvieran unos a otros.

No tenían campañas de reclutamiento, grupos de jóvenes, seminarios, libros de texto de teología, etc.

Sin embargo, doscientos años después, el Emperador hizo las paces con un movimiento que contaba con unos 20 millones de personas. Hoy hay más de 2.000 millones de seguidores de Cristo.

El don que transforma a miles de millones

En aquel primer Pentecostés, el Espíritu descendió sobre los seguidores de Jesús en lenguas de fuego. Estaban llenos del espíritu de Jesús y sus lenguas no podían dejar de hablar de ese don.

Se regocijaban en el amor de Dios por cada persona, incluso por sus enemigos y por los que le dieron la muerte más dolorosa e ignominiosa.

Cualquiera que fuera el sufrimiento que experimentaran, sabían que resucitarían a la vida eterna al igual que Jesús.

Las lenguas de fuego se tradujeron en acciones concretas. Sus vecinos se maravillaban… «¡Ved cómo se aman!

Un regalo es algo que se te da gratuitamente. Ellos entendieron el amor de Dios como un regalo. Sabían que nunca podrían ganarse el amor de Dios. Les llevó un tiempo entender que Jesús les pidiera que se lavaran los pies unos a otros. Les estaba pidiendo que pagaran el regalo del amor de Dios. Lavarse los pies unos a otros celebraba la memoria del Amor que Dios les había dado.

El papa Francisco nos recuerda:

los Apóstoles no preparaban ninguna estrategia; cuando estaban encerrados allí, en el cenáculo, no elaboraban una estrategia, no, no preparaban un plan pastoral.

Los apóstoles se lanzan, poco preparados, corriendo riesgos; pero salen. Un solo deseo los anima: dar lo que han recibido. Es hermoso el comienzo de la Primera Carta de San Juan: “Eso que hemos recibido y visto os lo anunciamos” (cf. 1,3).

 Si nos damos cuenta de que lo que somos es un don suyo, gratuito e inmerecido, entonces también a nosotros nos gustaría hacer de la misma vida un don.

El Espíritu, memoria viva de la Iglesia, nos recuerda que nacemos de un don y que crecemos dando: no reteniendo, sino dándonos.

Preguntas

  • ¿Reconocemos el amor de Dios como el mayor don de Dios?
  • ¿Repartimos este amor?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This