Domingos con Lucas – Historias dentro de una historia mayor

por | Jul 17, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

¿Has hecho alguna vez una «maratón de series»: ver tu serie de televisión favorita de una sentada? Si lo has hecho, probablemente hayas descubierto aspectos importantes que te perdiste al ver episodios aislados.

Lo mismo ocurre cuando leemos los evangelios. Cada domingo escuchamos fragmentos de una historia más amplia. Nos sabemos de memoria estos episodios individuales del Evangelio. Pero a veces no vemos el panorama general.

Veamos la historia más amplia de los relatos del Evangelio de Lucas.

Un viaje de cinco meses a Jerusalén

¿Sabes que a inicios de julio comenzamos un viaje de cinco meses con Lucas como guía? A lo largo de 20 domingos, escucharemos a Lucas contarnos historias de Jesús viajando por Galilea hasta Jerusalén… La narración del viaje de Lucas del viaje a Jerusalén: (9,51-19,27)

Pero este no es un viaje turístico. Lucas quería mostrar cómo los seguidores de Cristo fueron invitados… e interpelados por Jesús.

Acompañamos a Jesús mientras viaja por Galilea enseñando a sus seguidores una nueva forma de pensar sobre la presencia de Dios en medio de ellos. Y cómo su enseñanza profundizó en lo que había sido mal entendido incluso por los más inmersos en las tradiciones judías.

Historias que hicieron pensar a los seguidores de Jesús

Lucas subraya cómo Jesús se acercó a los forasteros, especialmente a los abatidos, a las mujeres, a los niños, a los enfermos, a los gentiles e incluso a los odiados samaritanos.

En cada uno de estos relatos, Jesús llama a sus seguidores a cambiar su forma habitual de pensar.

Cada historia destaca algún aspecto del planteamiento de Jesús.

Las primeras guerras culturales cristianas

Pero hay algo más.

Pasamos por alto que Lucas escribía a conversos gentiles que conocían poco las costumbres judías, pero que se sentían atraídos por la Buena Nueva que traía Jesús.

La historia de fondo

Los cristianos gentiles no eran aceptados por los judíos tradicionalistas, especialmente los de Jerusalén, la «Roma eclesiástica» de la época de Lucas.

Los tradicionalistas de aquellos días decían a las personas que no habían sido educadas en las costumbres judías: «Espera un momento. Primero tenéis que aprender a vivir según todas las tradiciones judías. No sois verdaderos seguidores de Cristo hasta que aceptéis las 613 reglas sobre cómo se han hecho las cosas desde los tiempos de Moisés».

Pablo era el prototipo de los que sostenían ferozmente las tradiciones sagradas de Moisés.

Lucas era un pastor que trataba de mantener unido a su rebaño

Para los tradicionalistas, Lucas seleccionó historias que señalaban las raíces judías de Jesús. Pero también afirmó la legitimidad del cristianismo entre los gentiles, en continuidad con lo que creía el pueblo judío.

En el Evangelio, Lucas organiza los relatos y las acciones de Jesús para mostrar la continuidad y, al mismo tiempo, señalar las cosas nuevas que Jesús está enseñando. 

Todos conocemos la historia del buen samaritano. ¿Y si leemos la parábola a la luz de las guerras culturales de la Iglesia primitiva?

Esa historia puede leerse como un mensaje para los tradicionalistas. Los forasteros, incluso tus enemigos más acérrimos, a veces viven el Evangelio mejor que tú. Es un mensaje poderoso. Jesús está llamando a todo el mundo a pensar en cómo Dios está presente en medio de ellos hoy.

Tras su conversión, Pablo escribe: «No hay ni judío ni gentil, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer». Hay un solo cuerpo de Cristo… y cada uno de nosotros es parte de ese cuerpo.

El panorama general y la visión orientadora de Lucas son los de una humanidad unificada en la iglesia, que reúne a todos los hijos de Dios viviendo desde la profunda creencia de que todos son hermanos y hermanas que juntos rezan «Padre nuestro».

Mientras caminamos hoy…

  • ¿Podemos ver el panorama general de nuestras guerras culturales divisivas en los fragmentos que leemos los domingos?
  • ¿Cómo pueden las historias como la del Buen Samaritano hablar de los problemas actuales de polarización cultural?
  • ¿Reconoces al «otro» como hermano o hermana, a pesar de las diferencias?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This