últimas noticias sobre el COVID-19

Entrevista con sor Jane Ann Cherubin, SC, Superiora General de las Hermanas de la Caridad de Seton Hill

por | Jun 15, 2021 | Familia Vicenciana, Noticias | 0 comentarios

¿Cuál es el carisma de las Hermanas de la Caridad de Seton Hill?

Las Hermanas de la Caridad de Seton Hill seguimos a Jesucristo, fuente y modelo de toda caridad. Consagramos nuestras vidas a Dios a las necesidades de la Iglesia y del mundo, especialmente al servicio de los pobres. Siempre conscientes de nuestro lema: «la caridad de Cristo nos urge», y recordando que Dios está siempre presente, confiamos en la providencia de Dios mientras nos esforzamos por hacer la voluntad de Dios.

Como Congregación estamos preparadas para responder y dispuestas a servir allí donde la Iglesia y el mundo más nos necesiten. De hecho, las tres virtudes que constituyen nuestro ideal tradicional fomentan la apertura y la flexibilidad. La humildad acepta con gracia las nuevas orientaciones, la sencillez actúa con prontitud sobre ellas, y la caridad fermenta el conjunto.  La humildad puede arriesgarse a nuevas aventuras porque no teme el fracaso; la sencillez mantiene el esfuerzo directo y el olvido de una misma; la caridad nos impulsa a abrazar el mundo entero.

¿Cuáles son los campos de acción de su misión? ¿Y en qué partes del mundo están?

Nuestra misión es llevar el amor y la compasión de Dios a todos los que encontramos. Los ministerios de las Hermanas de la Caridad de Seton Hill incluyen la educación de los niños y los programas para adultos y ancianos, la prestación de servicios y la educación de los niños discapacitados y desfavorecidos, la prestación de servicios sanitarios, la dirección de programas y el apoyo a los refugiados, la visita a los ancianos y a los presos, la asistencia a las parroquias y la oración por los necesitados.

Nuestra comunidad tiene dos provincias, una en Estados Unidos y otra en Corea del Sur, y tenemos dos misiones, una en China y otra en Ecuador. Tenemos una visión común: concretar el carisma de la caridad dondequiera que estemos en las diferentes partes del mundo donde nuestras Hermanas viven y sirven.

¿Puede explicarnos el vínculo entre su congregación y la Familia Vicenciana?

Tomamos nuestro espíritu y carisma de nuestra fundadora, santa Isabel Ana Seton, que al abrazar la Regla Vicentina se enraizó a sí misma y a su comunidad en la tradición espiritual de san Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac. Estos tres santos son los patrones y el fundamento espiritual de nuestra comunidad religiosa.

La caridad en nuestros días se ha visto alterada por la llegada del COVID-19: ¿cómo respondieron ustedes como congregación religiosa a la pandemia?

Durante la pandemia de coronavirus, todo nuestro mundo se esforzó por descubrir nuevas formas de comunicación sin dejar de cumplir las normas de los gobiernos locales, por lo que las reuniones virtuales se convirtieron en la nueva normalidad.

Durante los tiempos de confinamiento y aislamiento durante la pandemia, animamos a nuestras Hermanas a participar en misas, servicios religiosos y presentaciones en linea y trasmitidas en directo. Nuestras Hermanas también fueron muy activas en la elaboración de mascarillas, en el empaquetado de comidas para los primeros intervinientes y los necesitados y en las donaciones para ayudar a la inseguridad alimentaria. Hice llamadas telefónicas personales a las Hermanas para ver cómo estaban y darles la oportunidad de hablar de sus preocupaciones. El equipo de Liderazgo del Generalato también inició un programa virtual por Zoom llamado «Compartiendo nuestra vida» en el que nos centramos en diferentes aspectos y obras de las Hermanas. Este entorno informal, seguido de preguntas y respuestas, ha sido bien recibido. Además, pudimos publicar estas presentaciones en nuestra página web para aquellos que no pudieron participar en el programa en vivo.

En enero de 2020 usted participó en el encuentro celebrado en Roma: después de casi un año, ¿qué consideraciones hace sobre ese encuentro? ¿Cuáles son los retos de la caridad?

El Encuentro de Superiores Generales y Presidentes Internacionales de la Familia Vicenciana en Roma fue una experiencia maravillosa y emocionante. Con un sentimiento de profunda gratitud, celebramos la Eucaristía de clausura y el Padre Tomaž habló de nuestros sueños y esperanzas para un futuro de mayor colaboración entre los miembros de la Familia Vicenciana. Esta conferencia fue realmente un acontecimiento histórico y una bendición para todos los que asistieron. Nuestras relaciones se profundizaron y crecimos en nuestra comprensión de la amplitud y profundidad del carisma y la Familia Vicenciana global. En los días que siguieron a esta reunión he llegado a un mayor aprecio y amor por la Familia Vicenciana mundial.  La oportunidad de compartir en grupos con individuos de todo el mundo fue excepcional.

Nuestro equipo de Liderazgo del Generalato formó un nuevo grupo de la Familia Vicenciana en el área de Pittsburgh y Greensburg, Pennsylvania, hace unos años, y la gran reunión en Roma sacó a la luz la realidad de que somos otro grupo importante en esta maravillosa familia. Debido a la COVID-19 no pudimos reunirnos cara a cara este año, pero organizamos reuniones de planificación y presentaciones de Zoom para los miembros de la Familia Vicentina de la zona.

¿Podría compartir con nosotros un momento significativo para su Congregación?

El año pasado, 2020, celebramos nuestro 150º Jubileo Congregacional y el 60º Jubileo en nuestra Provincia de Corea del Sur. Planeamos muchos eventos para celebrar estas ocasiones, pero debido al Coronavirus no pudimos tener muchas de estas celebraciones en vivo. Pudimos crear un coro virtual con miembros de ambas provincias titulado «Mujeres de la Caridad para el Mundo». Además, con motivo de nuestros aniversarios, la Provincia de Corea tradujo al inglés la publicación «Living the Charism of Charity: History of the First Fifty Years of the Korean Province» (Vivir el carisma de la caridad: historia de los primeros cincuenta años de la Provincia de Corea) y obsequió a cada miembro de la Provincia de EE.UU. con un ejemplar y un rosario y una bolsa hechos a mano. Estos regalos fueron otro símbolo de nuestra unidad en el carisma de Isabel, Vicente y Luisa.

Sitio web: sistersofcharityofsetonhillgeneralate.org

Elena Grazini

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This