Ver más allá de nuestras narices

por | Mar 8, 2021 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

«Pensar tanto en ti mismo que no te das cuenta de lo que ocurre a tu alrededor». Esa es la definición del diccionario de no ver más allá de la propia nariz. No me gusta pensar que no veo más allá de mi nariz. Pero cuanto más leo y releo el último libro (quiero decir, encíclica) del papa Francisco, Fratelli Tutti, más me doy cuenta de lo miope que soy.

Mi primer indicio de que no veo más allá de mi nariz llegó cuando leí su capítulo «Un extraño en el camino». Siempre me ha gustado esa historia. Sin embargo, cuando releí el segundo capítulo del Papa Francisco «Un extraño en el camino», me di cuenta de que había muchas maneras diferentes de leerlo.

Por ejemplo, nunca había pensado que Jesús utilizara esa historia para hablarnos del Reino… el sueño de Dios para nosotros. Imagina un «reino» caracterizado por personas que instintivamente vieran incluso a un enemigo herido como a un prójimo. También el «odiado samaritano» lo vio no sólo conceptualmente, sino prácticamente, hasta el punto de interrumpir su propia vida para atenderlo. En este capítulo, Francisco va más allá. Nos muestra la apariencia contemporánea de cada uno de los personajes de la historia. Ahora reconozco que soy cada uno de ellos.

Yendo más allá…

Ahora estoy releyendo el capítulo 3: Pensar y gestar un mundo abierto. La palabra y el concepto que sigue apareciendo allí es «más allá», otra forma de decir que uno ve realmente más allá de su nariz.

Todo esto me hizo pensar en ir «más allá» de mi forma habitual de leer. Con demasiada frecuencia leo la Escritura con la cabeza. Cuando leo desde una distancia segura. Cuando leo con el corazón me doy cuenta de lo peligrosa que es esta lectura. Se convierte en algo que tiene que ver conmigo. Este tipo de lectura peligrosa ve algo más que una historia del pasado. Oigo los retos de traducir lo que estoy leyendo… no a otro lenguaje hablado sino a un «lenguaje vivido» que el santo y el papa Francisco conocen tan bien. «Predica siempre… y si debes, usa la palabra».

Mientras leo sobre gestar un mundo abierto, me doy cuenta de que el papa Francisco me está diciendo que mire más allá de las formas del mundo actual que obviamente no funcionan. Su primer capítulo «Sombras en un mundo cerrado» expone con mucha honestidad lo que no funciona. Francisco está llamando a la iglesia, como comunidad de individuos, a crecer más allá de las limitaciones de nuestros horizontes como lo hizo Jesús. Estoy empezando a leer «Pensar y gestar un mundo abierto».

No me había dado cuenta de lo oportuna que es la Cuaresma con su llamada a «arrepentirnos» o a «cambiar nuestra forma de pensar». Fratelli Tutti me desafía a ver más allá del «Pecado Original de nuestro egocentrismo».

Como dijo el Papa Francisco en su homilía del Miércoles de Ceniza:

La Cuaresma «es el tiempo para verificar las sendas que estamos recorriendo…. La cuaresma es un viaje que implica toda nuestra vida, todo lo que somos… un abajamiento humilde en nuestro interior y hacia los demás».

Continuará…

El Papa Francisco concluye la encíclica «Fratelli Tutti» con una «Oración al Creador»:

Señor y Padre de la humanidad,
que creaste a todos los seres humanos con la misma dignidad,
infunde en nuestros corazones un espíritu fraternal.
Inspíranos un sueño de reencuentro, de diálogo, de justicia y de paz.
Impúlsanos a crear sociedades más sanas
y un mundo más digno,
sin hambre, sin pobreza, sin violencia, sin guerras.

Que nuestro corazón se abra
a todos los pueblos y naciones de la tierra,
para reconocer el bien y la belleza
que sembraste en cada uno,
para estrechar lazos de unidad, de proyectos comunes,
de esperanzas compartidas. Amén.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This