VLM/VMC: La opción de ser vicentina en mi trabajo y en mi vida

por | Nov 22, 2020 | Formación, Reflexiones | 1 comentario

Seguimos compartiendo una serie de reflexiones hechas por los participantes de Misioneros Laicos Vicencianos (VLM) y del Cuerpo de Misiones Vicencianas (VMC) sobre su experiencia de servicio, cómo ha impactado sus vidas y cómo continúan viviendo el Carisma vicenciano en la actualidad.

He tenido la suerte de poder ser vicentina en muchas de mis experiencias. Fui a la universidad de St. John y me sentí muy conectada a la misión a través del Ministerio del Campus. Pasé un verano en Kiio con con los Misioneros Laicos Vicencianos (VLM) junto a Emily y Gina, que también eran muy vicentinas. Reflexionamos diariamente sobre cómo descubríamos a Dios en los demás. Reconocimos la humanidad de todos y no sólo su pobreza, enfermedades y plagas. Después de terminar en St. John, pasé un año en Denver con los Voluntarios Vicentinos (CVV) de Colorado. Estar en una comunidad intencional es una experiencia increíble. Quería llevar eso conmigo dondequiera que fuera.

Más tarde volví a Nueva York y empecé a trabajar en la Escuela Secundaria «Cristo Rey» de Brooklyn. Aunque nos respaldan las Hermanas de la Misericordia (que son increíbles) y no los Vicentinos, sigo siendo vicentina. Aplique a la escuela de Cristo Rey porque está orientada a la justicia social y a la misión. Aunque nuestra misión es servir a los estudiantes de bajos ingresos y hacer accesible una educación de preparación para la universidad, esa no es nuestra intención diaria. Nuestra intención diaria es estar presentes. Veo a Dios en mis estudiantes todos los días. Veo a Dios en los estudiantes que vienen temprano sólo para charlar y dibujar en la pizarra. Veo a Dios en los estudiantes que suspendieron el examen de matemáticas y están frustrados y agotados. Porque soy vicentina, he aprendido a estar disponible para mis alumnos y a reconocer su humanidad por encima de todo: por encima de sus notas, por encima de sus circunstancias de casa, por encima de todo. Porque soy vicentina, reconozco la importancia de la comunidad en mi trabajo: comunidad con mis colegas y con mis alumnos.

No todo el mundo puede ejercer su profesión en el servicio directo. Y eso está bien. Eso es importante. Pero es importante traer sus experiencias, sus esperanzas y su misión a lo que hacen. Intento tomar la decisión de ser vicentina en mi trabajo y en mi vida. No es tan fácil como lo fue en St. John, en VLM, o en CVV. Pero es igual de satisfactorio. Y es igualmente posible. Es lo que soy, es lo que hago.

Trabajo artístico que creé para mi solicitud de ingreso en los CVV (¡hace 6 años!)

Etiquetas:

1 comentario

  1. María Ángeles Subiza

    Estupendo!!!. Tu experiencia es un gran testimonio para todos. Importante, sobre todo tú compromiso con los más vulnerables.
    Contigo!!! 🌍🙏👍🎶🎶

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This