Llamados a ser santos

por | Oct 16, 2020 | Espiritualidad y práctica espiritual, Formación | 0 comentarios

Esa santidad la va labrando el misionero vicentino: “vaciándose” de sí mismo y adquiriendo el espíritu propio, revistiéndose del Espíritu de Jesucristo, a través de la práctica de las cinco virtudes propias del misionero: Humildad, sencillez, mansedumbre, mortificación y celo por las almas. En el cultivo y la práctica de estas virtudes, que son como las potencias del alma, el misionero deja animar todas sus acciones, y se va identificando con Cristo.

Para abordar la vida de los santos, debemos reconocer la llamada que Dios nos ha hecho a la santidad. A partir de ahí, reconoceremos cuánto hay de Dios y qué nos dice Dios en nuestros santos.

Fuente: YouTube de Roberto Adrián

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This