Reconocer el Cuerpo de Cristo, hoy

por | Jun 13, 2020 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Mi primera comprensión de la fiesta de Corpus Christi

Mis primeras asociaciones con la fiesta de Corpus Christi fueron procesiones y las «40 horas de devoción». Gradualmente caí en la cuenta del Cuerpo de Cristo congelado en el tiempo en la obra maestra de Miguel Ángel «La Pietá».

This image has an empty alt attribute; its file name is 4-ways-body-of-christ-1024x538.jpg

Antes de referirme a una cita que podría sorprender a algunos, escuchemos a referentes de sabiduría, a través de los tiempos, desde que Pablo tuvo que afrontar la pregunta… «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?»

El cuerpo de Cristo a los ojos de los santos

San Juan Crisóstomo (siglo IV)

  • ¿Quieres honrar el cuerpo de Cristo? No lo descuides cuando esté desnudo; no lo descuides mientras lo honras aquí con vestidos de seda, ni lo abandones mientras perece fuera de frío y desnudez. Porque el que dijo: «Este es mi cuerpo», y por su palabra confirmó el hecho, también dijo: «Estuve hambriento y no me disteis de comer» y «Lo que hicisteis por uno de los más pequeños, lo hicisteis por mí». Este [el cuerpo de Cristo en el altar] no tiene necesidad de revestimientos, sino de un alma pura; pero eso requiere mucha atención. Aprendamos, pues, a ser estrictos en la vida, y a honrar a Cristo como Él mismo desea…
  • ¿De qué sirve si su mesa está llena de copas de oro y él muere de hambre? Primero satisfácele, estando hambriento, y luego cubre abundantemente su mesa, también. ¿Le haces una copa de oro, mientras te niegas a darle un vaso de agua fría? ¿Y cuál es el beneficio? ¿Arreglas su mesa con paños bañados en oro, mientras que le niegas hasta los más básicos revestimientos? ¿Y qué bien sale de ello?
  • Y digo estas cosas, no prohibiendo la munificencia en estos asuntos, sino amonestando a hacer esas otras obras, junto con éstas, o más bien incluso antes de éstas. Porque por no haber adornado la iglesia nunca se culpó a nadie, pero por no haber ayudado a los pobres se amenaza con el infierno y el fuego inextinguible y el castigo de los espíritus malignos. Por lo tanto, no pases por alto a tu hermano en apuros mientras adornas su casa, porque él es más propiamente un templo que el otro…

San Agustín (siglo IV)

  • «El dolor de uno, incluso el miembro más pequeño, es el dolor de todos».

Papa san Juan Pablo II

  • «Si nuestro culto eucarístico es auténtico, debe hacer aumentar en nosotros la conciencia de la dignidad de todo hombre» (Papa Juan Pablo II, Dominicae Cenae, 6).

El Papa Francisco sobre las heridas del cuerpo de Cristo hoy

  • … La misericordia nos impulsa a arremangarnos y a ponernos manos a la obra para devolver la dignidad a millones de personas; son nuestros hermanos y hermanas.
  • La cultura del individualismo extremo, especialmente en Occidente, ha llevado a la pérdida del sentido de la solidaridad y la responsabilidad hacia los demás.
  • Y para los seguidores de la Vía hoy en día, esto apunta a una práctica importante: la experiencia. Sin la experiencia de las realidades actuales de injusticia que nos rodean, como la falta de vivienda (que afecta desproporcionadamente a los jóvenes y niños), o la falta de acceso a la atención de la salud (que nos afecta a casi todos), o cualquier otra estructura de maldad que nos impida florecer plenamente, no podemos imaginar un futuro diferente o incluso un ahora diferente.
  • Y ahora es nuestro trabajo tocar las heridas causadas por la falta de vivienda, la pobreza, la supremacía blanca, el capitalismo global, el cambio climático, la separación de los niños de sus padres en la frontera y el aburguesamiento, y creer que el futuro puede ser diferente.
  • …cuando me acerco al sufrimiento y realmente hundo mis manos en las heridas de este mundo, me transformo. Me renuevo y llego a tener esperanza en un mundo diferente, uno donde el reino de Dios se manifiesta ante mis ojos. ¡Ve y haz tú lo mismo! (Papa Francisco, carta apostólica Misericordia et Misera, 19)

Palabras para reflexionar de Peter Steinfels

  • La oración eucarística pide que el Espíritu nos transforme para que podamos ser como Cristo…
  • En última instancia, la misa se trata más de que nos convirtamos en el cuerpo de Cristo que de que el pan se convierta en el cuerpo de Cristo… Se trata de hacernos más parecidos a Cristo para que podamos continuar su misión.
Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This