últimas noticias sobre el COVID-19

Jóvenes Vicentinos distribuyen comida y atención en las calles de Belo Horizonte (Brasil)

por | Dic 21, 2019 | Noticias, Sociedad de San Vicente de Paúl | 0 comentarios

Belo Horizonte (BH), la capital de Minas Gerais, tiene alrededor de 7.000 personas sin hogar, según datos del Ministerio de Desarrollo Social. El sueño del consocio Muller Coelho de Macedo y de los demás miembros de la Comisión de la Juventud (CJ) del Consejo Central de São Lucas de la Sociedad de San Vicente de Paúl es ofrecer mejores condiciones de vida a todos ellos. Aunque no pueden lograr la promoción social de las personas sin hogar, los consocios y las consocias se esfuerzan por ofrecer al menos un poco de cuidado.

El proyecto «Vincentinar» es desarrollado por la Comisión de la Juventud del Consejo Central de San Lucas, en Belo Horizonte.

Una vez al mes, la Comisión de la Juventud convoca a uno de los Consejos Particulares del Consejo Central para preparar marmitas. Una vez listos, los vicentinos salen por el centro de Belo Horizonte, distribuyendo la cena a los sin techo.

El proyecto se inició con 70 marmitas. En la última donación, el viernes (25), hubo casi 200. Pero a Muller no le preocupan los números. «No queremos entregar la comida de cualquier manera a nuestros maestros (refiriéndose a los pobres). No sólo tienen hambre de pan, sino también de quien pueda escucharlos. Así que aprovechamos esta oportunidad para hablar, para escuchar sus sueños y las historias que nos tienen que contar».

Mientras que las personas sin hogar reciben la cena, sus animales de compañía también reciben comida. «Tenemos que entender que estos animales son su familia. Son los perros los que cuidan a los dueños mientras nosotros no estamos, así que ellos también merecen un buen trato».

El menú varía. A veces hay arroz con patatas y carne molida, arroz y tropa, y en noviembre habrá arroz con strogonoff. También hay postre. La comida es donada por los Consejos Particulares.

SOLIDARIDAD EN LA CALLE

El consocio Muller comenta que, trabajando en la calle, aprende mucho. «Había un hombre que tenía mucha hambre y pidió dos marmitas. Se las dimos. Luego vino una chica que también quería comida, pero no teníamos más. Sin dudarlo, el señor tomó una de las ollas que tenía y se dio a la chica”.

El cponsocio Anderson Ferreira, coordinador de Juventud de la Región I, participó en la entrega de marmitas el pasado fin de semana y también se mostró sorprendido por la experiencia. «Una mujer vino a nosotros. Quería que la escuchásemos. Nos dijo que había perdido a su hija asesinada. Tenía un trabajo y un hogar, pero ante la desesperación, terminó en la calle. Hablamos mucho. Al final, dijo que estaba dispuesta a volver a casa y a la vida que tenía antes».

Las Hijas de la Caridad y la Juventud Mariana Vicenciana también acompañaron en la entrega de comidas el viernes para conocer mejor el trabajo.

Fuente: Redacción de SSVPBRASIL
http://www.ssvpbrasil.org.br/

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This