“Felices los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece”

Col 3, 1-11, Sal 144; Lc 6, 20-26.

San Juan Gabriel Perboyre, mártir de origen francés, misionero de la Congregación de la Misión, a quien hoy recordamos en la Iglesia y de modo especial en la Familia Vicentina.

¡Oh mi Salvador divino! Por tu omnipotencia, por tu misericordia infinitas, haz que yo pueda cambiar y transformarme en Ti; que mis manos sean tus manos y mi lengua sea tu lengua; que mi cuerpo y mis sentidos, no sean sino para tu gloria. Pero ante todo, transforma mi alma y todas sus potencias: que mi memoria, mi inteligencia, mi voluntad, sean como tu memoria, tu inteligencia, tu voluntad; que mis actos y mis sentimientos sean como los tuyos. Y que así como el Padre dijo de Ti: ‘Yo te he engendrado hoy’ lo pueda decir también de mí y aún añadir: “Eres mi hijo amado en quien me complazco”.

(Oración de San Juan Gabriel Perboyre).

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Jesús Plascencia Casillas C.M.

Pin It on Pinterest

Share This