En enero de 2020, Roma acogerá el encuentro de Superiores Generales y Presidentes de la Familia Vicenciana. Continuamos con la serie de entradas dedicadas a conocer a los protagonistas, con la siguiente entrevista a sor Rosaria Nicoletti, Madre General de las della Hermanas de la Caridad de Santa María.

¿Cómo y cuándo tuvo lugar su fundación?

Marie Louise Angelique, nacida en Auch, en el sur de Francia, el 6 de abril de 1817, ingresó en las Hijas de la Caridad en 1842, en París. Después de una experiencia de cinco años como maestra de primaria, en 1848 fue a Argelia. Después de tres años tuvo que regresar a su patria, por razones de salud. Después de recuperar la salud, en 1853 fue enviada a Turín. Tras unos meses, se le confió a la sierva de Dios la apertura de un centro en la parroquia de San Máximo en Turín, donde se distribuía sopa a los pobres y se impartían clases escolares para combatir el analfabetismo. Sin embargo, la joven hermana se encontró con muchos huérfanos abandonados y los recibía en la casa. Al poco tiempo, las instalaciones se volvieron insuficientes y se encontró un nuevo sitio para recibir a algunos enfermos. De acuerdo con el padre Durando, la sierva de Dios continuó multiplicando las obras de asistencia, cuya guía siempre fueron las Hijas o las Damas de la Caridad. Por ahora se necesitaba un edificio independiente y, gracias a la contribución de las Damas de la Caridad y la Madre Clarac, logró comprar un edificio en Via S. Pio V, inaugurando en 1866 una capilla dedicada a Nuestra Señora del Sagrado Corazón. En 1870-1871 dejó las Hijas de la Caridad, fundamentalmente debido a la decisión de las superioras de la Compañía de obligar a la sierva de Dios a devolver las diversas propiedades y fondos disponibles. La sierva de Dios, apelando a las reglas vicentinas por las cuales las Hijas de la Caridad no constituían un instituto religioso y los miembros individuales, por consiguiente, no emitían votos públicos, se negó y, ante la intransigencia de los superiores, se vio obligada a abandonar la Compañía, mas siguió usando la tradicional corneta vicenciana. Luego se dirigió a Monseñor Luigi Moreno, obispo de Ivrea, para recibir su consejo sobre el camino a seguir. Le aconsejó que se separara de las Hijas de la Caridad. El 3 de mayo de 1871 es la fecha oficial de fundación de las Hermanas de la Caridad de Santa María.

¿Cómo refleja su Congregación el carisma vicenciano?

Nuestra Fundadora, la Madre Clarac, quiso mantener vivo el espíritu de la caridad, tanto material como espiritual, recibido de san Vicente de Paúl, sirviendo a los pobres como sus amos y señores en simplicidad y humildad.

Esperanzas y expectativas para el carisma vicenciano a medida que nos acercamos a la reunión de los líderes de la Familia Vicenciana, programada para enero de 2020, en Roma.

Nuestras expectativas son conocer e interactuar con la gran Familia Vicenciana, para reavivar el fuego de la caridad —que ardió en el corazón de san Vicente y en nuestra fundadora— hacia los pobres de nuestro tiempo; asumir un estilo cada vez más humilde, sencillo, suave y lleno de celo, para Dios; buscar juntos nuevas formas de servir a los pobres de hoy.

Pin It on Pinterest

Share This