En la reciente Asamblea Provincial trienal en Perryville, MO (Estados Unidos), los miembros de la Congregación de la Misión (Misioneros Paúles) de la Provincia Occidental adoptaron una resolución sobre la crisis actual de las mujeres y los niños inmigrantes en las fronteras de nuestra nación. La resolución está a continuación. Les invitamos a difundir esta declaración a sus lectores católicos de la forma que mejor les parezca, ya sea como una Carta al Editor, una mención en una historia sobre el tema de la inmigración, o en las redes sociales, por ejemplo.

Los sacerdotes y hermanos de la Congregación de la Misión instan a proteger a las mujeres y los niños inmigrantes

“La Provincia Occidental de la Congregación de la Misión apoya las declaraciones de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, la Federación de Hermanas de la Caridad y otros grupos: separar a los niños inmigrantes de sus padres en la frontera de Estados Unidos y México es inmoral.

También nos oponemos a la reciente decisión de la administración de los EE.UU. que potencialmente excluye las protecciones de asilo para las mujeres que son víctimas de violencia doméstica y las que huyen de la violencia en su país de origen.

Instamos al Fiscal General de EE.UU., al Congreso, a los tribunales y a los legisladores, a proteger la integridad de las familias y respetar la dignidad de toda persona humana. Apoyamos a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes en la defensa de sus derechos humanos”.

#                      #                      #

La Congregación de la Misión (Misioneros Paúles) de la Provincia Occidental sirve en más de 20 parroquias, dirige un centro de retiros y patrocina la universidad católica más grande de los Estados Unidos. Dirigimos docenas de misiones parroquiales cada año, consolamos a pacientes y sus familias como capellanes de hospitales y ayudamos en la formación de futuros sacerdotes en seminarios en todo el país. En nuestro ministerio, trabajamos para servir a los pobres, educar a los jóvenes, formar sacerdotes santos y difundir el Evangelio en el mundo. Honramos la dignidad de cada persona que conocemos. Con nuestras palabras y el ejemplo de nuestras vidas, los Misioneros de la Provincia Occidental comparten la buena nueva de Jesucristo con todos los que buscan Su gracia salvadora.

Pin It on Pinterest

Share This