Monseñor Romero, vida y muerte del primer santo centroamericano

por | Abr 2, 2018 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Monseñor Óscar Romero, el arzobispo salvadoreño asesinado a mansalva mientras ofrecía misa en 1980, será el primer santo de Centroamérica.

SAN02. SAN SALVADOR (EL SALVADOR), 07/03/2018.- Fotografía de archivo fechada el 25 de marzo de 2017 que muestra a decenas de feligreses mientras participan en una marcha dedicada al beato Óscar Arnulfo Romero en San Salvador (El Salvador). La «voz de los sin voz», monseñor Óscar Arnulfo Romero, será canonizado a instancias del papa Francisco, quien firmó el decreto que reconoce el milagro atribuido al religioso salvadoreño cumpliendo así el deseo de los fieles, para los que siempre fue «San Romero de América». EFE/Rodrigo Sura/ARCHIVO

Monseñor Romero presentía que lo iban a matar.

“Me cuesta aceptar una muerte violenta que en estas circunstancias es muy posible y acepto, con fe en Él, mi muerte, por más difícil que sea, por la paz de mi país”, escribió el 25 de febrero de 1980 en su diario.

Antes de que un francotirador le disparase en el corazón mientras oficiaba misa, monseñor Óscar Arnulfo Romero viajó hasta el municipio de Santa Tecla para confesarse con un sacerdote jesuita.

 

El fatal lunes 24 de marzo de 1980, un carro Volkswagen rojo llegó a las 6:30 p.m. hasta la pequeña capilla del hospital La Divina Providencia de San Salvador, donde aún se atienden enfermos de cáncer. Se estacionó frente a la iglesia y desde la ventana de atrás un tirador disparó certero en el corazón del arzobispo. Monseñor quedó en un charco de sangre frente al altar.

“El proyectil que quitó la vida a monseñor Romero era blindado y explosivo de calibre 25. La bala penetró a la altura del corazón y siguió una trayectoria transversal”, indica el informe de la autopsia.

El día antes de su muerte, en su homilía dominical, Romero había sido frontal con el régimen:

“Yo quisiera hacer un llamamiento de manera oficial a los hombres del Ejército. Hermanos: son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos y, ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: No matar en nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, ¡cese la represión!”

Para entonces ya existían grupos guerrilleros marxistas que más tarde conformarían el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hoy en el poder ejecutivo.

El gobierno militar, en busca de exterminar a la guerrilla, mataba a campesinos y a curas progresistas acusados de incentivar la violencia. La única voz que denunciaba la violación de derechos humanos era la de Romero.

Lo que siguió en el sepelio del “obispo de los pobres” fue un baño de sangre. La plaza frente a la Catedral Metropolitana de San Salvador se atestó de gente aquel 30 de marzo de 1980. Se calcula que 250 mil personas llegaron a despedir a Romero. Portaban fotos del arzobispo asesinado en todos los tamaños. Coreaban consignas.

Dentro de la catedral, donde no caben más de tres mil personas de pie, cuando el representante del papa —el cardenal Ernesto Corripio Ahumada, arzobispo de México— parafraseaba una enseñanza de Romero (“la violencia no puede matar la verdad ni la justicia”), estalló una bomba. Los que estaban en la plaza comenzaron a ser blanqueados por francotiradores y la gente empezó a correr.

Cuarenta personas murieron aquel día, la mayoría mujeres ancianas asfixiadas dentro de la catedral cuando huían de los francotiradores y las explosiones. Por el fuego y la estampida se contabilizaron más de 200 heridos.

Con la muerte de monseñor Romero se abrió un capítulo de sangre en El Salvador: una cruenta guerra civil que dejó 70 mil muertos. Ejército y guerrilleros comenzaron el conflicto que Romero quiso evitar.

Leer más en https://www.laprensa.com.ni/2018/03/11/suplemento/la-prensa-domingo/2388833-monsenor-romero-vida-y-muerte-del-primer-santo-centroamericano

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This