Evangelio y Vida para el 23 de enero de 2018

por | Ene 23, 2018 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

2Sam 6,12-15. 17-19; Sal 23; Mc 3, 31-35.

¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?

Jesús mismo es quien dará la respuesta a esta pregunta que él mismo hace a sus oyentes. Todos aquellos que escuchan mis Palabras y las ponen en práctica. No se trata solo de escuchar y darse la vuelta… se trata de poner en práctica. Su Madre y sus hermanos son todos aquellos pobres de espíritu, es decir, los que se reconocen pobres delante de Dios y ponen en Él toda su confianza.

El Papa hablando ante seis mil seminaristas y novicias les decía: “Por eso me duele ver a una monja o a un cura con el último modelo de coche”. Y en otra ocasión pedía que la Iglesia no siga la riqueza y los religiosos sean coherentes con su voto de pobreza. En otra ocasión diría también que: “Los sacerdotes son como los aviones: sólo son noticia cuando caen”. En esa ocasión se refirió a las enfermedades y tentaciones, como la acumulación del dinero y poder, la vanidad, la sensación de sentirse superiores a los demás o el alzhéimer espiritual porque han perdido la memoria de su encuentro con el Señor.

Este evangelio nos pone de frente a la pregunta: ¿Qué importancia tiene para mí la Palabra de Dios? El Papa mismo diría en una ocasión: “¿qué pasaría si diéramos el mismo trato a la Palabra de Dios que el que le damos al celular?”

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Benjamín Romo Martín, cm

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This