En una nueva serie de tres videos, el P. Tomaz Mavrič, C.M., nos invita a continuar profundizando en el significado del carisma vicenciano, del que celebramos su 400 aniversario durante este año 2017.

Recordemos que, en la primera serie de videos publicada en el mes de enero, el P. Mavrič nos invitaba a mirar desde la fe y la caridad tres objetos que pertenecieron a Vicente de Paúl: su sombrero, su capa y sus sandalias.

En este nuevo video, el P. Tomaz Mavrič CM nos invita a reflexionar sobre la globalización de la caridad. “¿Quién es mi prójimo?” le había preguntado a Jesús un doctor de la Ley (Lc 10, 29). Los hombres hoy podrían dar muchas respuestas: quien tiene el mismo pasaporte o la misma ciudadanía, quien paga los impuestos, quien habla mi propio idioma, quien profesa mi religión… Para muchos es el máximo que se puede hacer. En el video vemos como que hay una escena en la cual San Vicente busca, pero ¿qué busca? A quien tiene necesidad, a los últimos, a quienes la sociedad ha descartado. La globalización de la caridad es un desafío para todos los cristianos de ampliar el espectro de las personas para ayudar. Aun a costa de perder. Esto requiere la caridad.

El P. Tomaz Mavrič CM  nos dice:

Estamos en un periodo de la historia en el que la palabra «globalización» se utiliza para cosas distintas, definiendo diferentes áreas. Pero, si hablamos de nuestra vocación, nuestra misión y nuestro llamado en la vida, nuestra prioridad es globalizar la caridad, hacer caridad, el mensaje de Jesús, su mensaje central, el mensaje central del Evangelio, vivo y presente en las esquinas del mundo. Y nosotros podemos hacer esto, desde un punto de vista, un sueño. Si una persona sueña sola, si lo hacen dos o tres, muy probablemente seguirá siendo un sueño. Pero si soñamos más y más juntos, más y más uniendo nuestros esfuerzos, uniendo nuestros talentos, los que fueron dados por Jesús a cada persona, ese sueño puede convertirse en realidad. Y necesitamos pensar de esa manera. Es posible, porque no somos nosotros los que estamos haciendo, es Jesús que está haciendo. Es Jesús quien tocó a Vicente tan profundamente que cambió su vida. Su persona se convirtió. Y su conversión lo hizo el místico de la caridad.

Enlaces al video en otros idiomas:

Cuestiones para el diálogo:

Después de ver este video en común, podemos dialogar con estas sugerencias:

  1. ¿Qué significa la palabra «globalización»? ¿Cómo se puede aplicar este concepto a la caridad?
  2. Jesús tocó a Vicente cuando descubrió las necesidades de los pobres, y Vicente se convirtió. ¿Nos pasa a nosotros lo mismo? ¿Ha cambiado nuestra vida en el encuentro con los empobrecidos?
  3. ¿Por qué es importante que las diferentes ramas de la Familia Vicenciana trabajen juntas y coordinadas en el área de la caridad?
  4. ¿Qué acciones prácticas y concretas podemos llevar a cabo para mejorar en la colaboración dentro de la Familia Vicenciana, tanto a nivel local como nacional y mundial?

Presentación general de esta serie de videos

2017 es, para nosotros, el año del carisma. A diferencia de otros fundadores, San Vincente de Paúl no tuvo visiones ni recibió mensajes directos de los alto. El Espíritu Santo lo sorprendió e interpeló en dos momentos claves de su vida, revelándole dos pobrezas: el pobre pueblo del campo se muere de hambre y se condena porque no conoce las verdades necesarias para la salvación. Por lo tanto, había hambre de la Palabra de Dios y hambre de Pan… ambas con resultado de una doble muerte: la del cuerpo y la del alma. Después de los fracasos de la primera década de su vida sacerdotal (que conocemos gracias a una carta a su madre, contándole su deseo de un honroso retiro para pasar el resto de su vida con ella [cf. SVP ES I, 18]), Vicente comenzó a descubrir un nuevo sentido a su vida como resultado del su actividad caritativa a favor de los pobres. Folleville y Châtillon fueron las encrucijadas en donde Vicente encontró a Dios. A partir de esos eventos, Vicente se encontró inmerso en una misión que dio sentido y dirección a su vida… y da sentido a las nuestras, como miembros de la Familia Vicenciana.

En el inicio de nuestro Año Santo, o Año Carismático… o quizás mejor decir nuestro Año Jubilar, el P. Tomaz Mavrič, CM., Superior General, teniendo en cuenta la sugerencia de un cohermano (el P. Luiggi Mezzadri, CM), decidió continuar comunicándose con todos los miembros de la Familia Vicenciana con unos cortos vídeo-mensajes, fácilmente accesibles gracias a los medios de comunicación social. Comenzó con algunas reflexiones sobre la capa, el sombrero y las sandalias de San Vicente que, desde la Revolución Francesa, se conservan en la Casa-Misión de Turín (Italia). Y continúa con esta nueva serie de tres nuevos videos, invitándonos a profundizar en el carisma vicenciano:

  • Globalización de la caridad
  • Su llamada
  • Ir a las periferias

Inicialmente se difundirán en ocho idiomas: Español, Inglés, Francés, Portugués. Esloveno, Eslovaco, Italiano, Polaco, pero también queremos llegar con otros idiomas más locales.

Este trabajo fue confiado a Piotr Dziubak, un cineasta que ha producido importantes películas y documentales como por ejemplo: «De Gasperi-mio padre»; «Santo subito. Alle periferie del mondo con Giovanni Paolo II»; «Liszt»; «Das Fenster zur Welt – 50 Jahre Zweites Vatikanisches Konzil”.

Video gentileza de canal YouTube de CMglobal, realizado a partir de una idea del P. Luigi Mezzadri, CM, y dirigido por Piotr Dziubak.


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This