Desde un punto de vista vicenciano: «nuestros niños»

por | Oct 10, 2016 | Formación, Patrick J. Griffin, Reflexiones | 0 comentarios

La «Semana del Fundador» (del 20 al 27 de septiembre) en la Universidad de St. John celebra a San Vicente de Paúl, cuyo espíritu anima el corazón de nuestra Universidad. Este año, el tema de nuestro recuerdo fue «La educación vicenciana: iluminar la mente, crear oportunidades, servir al mundo». Como sabemos, hace 200 años, en 1816, trece miembros de la Congregación de la Misión vinieron a los Estados Unidos a comenzar su ministerio. Incluso en esos primeros años, el esfuerzo se dirigió hacia el servicio educativo. Este énfasis dio origen a la Universidad de St. John, en 1870.

griffin fb

founders-week2016sjuPara la apertura de la Semana del Fundador, el martes 20 de septiembre, invitamos al Dr. Robert Putnam, un educador de renombre, a dirigirnos unas palabras. El Dr. Putnam, politólogo y profesor de Política Pública en la Universidad de Harvard, ha escrito recientemente «Nuestros Niños: El sueño americano en crisis». Más de 260 miembros de nuestra comunidad de SJU se congregaron para la conferencia. (Algunos de nosotros podemos recordar el libro de Putnam del año 2000 «Jugando solo a los bolos: El colapso y la reactivación de la Comunidad Americana», que ofrecía algunas ideas útiles para la vida moderna de la comunidad).

En su presentación, el Dr. Putnam destacó un término en su título. Se centró en una palabra que otros puede que no identifiquen inmediatamente con el corazón del texto, sin haberlo leído. Llamó la atención sobre la palabra «nuestro». Nuestro orador contó cómo en una época anterior, la gente utilizaba la palabra «nuestro» con mayor frecuencia y sentimiento, ya que se asociaban a un lugar y un grupo en particular. Por lo tanto, era «nuestro» barrio, «nuestra» escuela, «nuestro» bloque, y «nuestros» niños. Los hijos de un área determinada se consideraban responsabilidad de toda la comunidad. La gente estaba dispuesta a pagar impuestos adicionales para proporcionar una piscina pública o modernizar un edificio en la escuela. Este tipo de cosas se hacían para «nuestros» niños, incluso por aquellos que no tenían hijos en edad escolar.

La era moderna parece estar impregnada de un menor sentido de obligación en muchas comunidades y sus habitantes. El énfasis podría caer más firmemente en el sentido de familia y los beneficios que derivan de los gastos. Uno puede encontrar muchas razones para este «volverse hacia adentro», pero el resultado es más personal y menos público, más individual y menos común. Cuando esto comienza a aplicarse al ambiente educativo, los resultados debilitan el proceso de enseñanza y aprendizaje conjunto. Se requiere mucha imaginación para ver los efectos que esto podría tener sobre las zonas más pobres, parroquias y escuelas en las que se necesita asistencia. Se puede prever fácilmente los resultados para las poblaciones inmigrantes.

La presentación del Dr. Putnam puso sobre el tapete más preguntas que las que respondió. Él me ha hecho pensar en torno a algunas cuestiones relacionadas con la Universidad y «nuestro» carisma vicenciano. Él me ha hecho recordar por qué decimos Padre «nuestro».

Mientras pienso en la forma en que esta historia podría ser contada en St. John, siento la forma con la que San Vicente reaccionaría. Su énfasis siempre estuvo en proporcionar a aquellos que no podría fácilmente conseguirlo por sí mismos. Lo hizo buscando y recibiendo el apoyo de todos aquellos que conocía. Él creía firmemente en la colaboración y el apoyo mutuo. Con Vicente (y el Dr. Putnam), podemos hablar de «nuestra» Universidad «, «nuestra» educación, «nuestra» Iglesia y «nuestro» país.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This