últimas noticias sobre el COVID-19

El año de la colaboración vicenciana para… Félix Álvarez, C.M.

por | Jul 18, 2015 | Familia Vicenciana | 0 comentarios

felixalvarezLos sentimientos que suscita en mí la colaboración en la Familia Vicenciana son múltiples, teniendo en cuenta, sobre todo, las experiencias vividas en los ámbitos locales, nacionales e internacionales con las distintas ramas y sectores de la Familia Vicenciana.

Para comenzar, quiero acentuar un primer sentimiento como es el sentido de pertenencia, de empatía, de algo familiar y cercano. La colaboración en todos esos ámbitos me lleva a un sentimiento fuerte de comunión, de predisposición a poner lo que uno es al servicio de la misión compartida. Estos sentimientos provocan fácilmente una respuesta siempre positiva a la hora de comprometerse en todo tipo de actividades y proyectos.

Para mí, la colaboración y el servicio compartido con las Hijas de la Caridad y los laicos de las distintas ramas vicencianas ha sido escuela permanente de vida espiritual y apostólica, estimulo para la entrega, ejemplo y testimonio de lo que significa la opción por los pobres y el servicio creativo, desinteresado y humilde de la verdadera caridad evangélica.

Sentimientos de profundo agradecimiento, de genuina y auténtica solidaridad entre nosotros, que allanan el camino para asumir todo tipo de tareas y trabajos. Un sentimiento de confianza en las enormes capacidades de todo ser humano, cuando intuye la grandeza de su vocación y el sentido último y al mismo tiempo temporal y práctico de su existencia.

Aunque mi compromiso prioritario actualmente sea con la AMM, como Director Nacional, colaboro con otras ramas vicencianas y grupos locales. Pero, más allá de compromisos puntuales, lo que considero importante es una actitud de absoluta disponibilidad. Mantener vivo ese talante de sorpresa y admiración, para dejarse conquistar por causas nobles; crecer constantemente en capacidad de acogida, comunicación y diálogo, y celebrar con gozo y entusiasmo la acción y el testimonio formidable de tantos laicos.

El sueño de colaboración que me gustaría protagonizase la Familia Vicenciana requiere trabajar constantemente en una triple tarea: tomar mayor conciencia de lo que estamos llamados a ser como miembros de la Iglesia y como miembros de la Congregación de la Misión; aceptar vivir en estado de renovación y actualización permanentes, y mantener un diálogo animado y respetuoso con el mundo moderno y sus realidades humanas, sociales, políticas y religiosas que más impactan en el pensamiento y sensibilidad del hombre de hoy. Intentar ser expertos en humanidad; andar juntos el camino de Vicente, que es el camino del Jesús de los evangelios.

Félix Álvarez, C.M.
Director Nacional en España de la Asociación de la Medalla Milagrosa (AMM)
Fuente: Boletín Vicenciano de los Misioneros Paúles de Barcelona, Madrid y Salamanca, nº 2, julio de 2015.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This