Cambiar el reloj, adelantar y volver a empezar

por | Nov 14, 2023 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Cambiar la hora del reloj es un ritual semestral en muchas partes del mundo. Sospecho que la mayoría de nosotros lo pasamos durmiendo.

¿Qué ocurre con esas horas perdidas o ganadas?

¿Y si pudiéramos «repetir» una hora que hemos perdido en nuestras vidas? Por supuesto, no podemos repetir las horas perdidas.

Tampoco podemos avanzar y ver nuestro futuro cuando cambiamos de hora.

Pero si miramos honestamente hacia delante y vemos hacia dónde se dirige nuestro camino hoy, ¡podríamos descubrir lo que tenemos que hacer hoy!

En esta reflexión exploraré este ritual anual como una metáfora de nuestras vidas.

San Vicente quiso empezar de nuevo

Vicente se arrepentía mucho de cosas que había escrito al principio de su vida.

Los estudiosos vicentinos se preguntan si Vicente, en 1605, fue realmente capturado por piratas.

Parece que Vicente vendió un caballo alquilado por dinero y luego desapareció durante dos años, contando una historia fabulosa para explicar ese tiempo.

Hay tres cartas de su puño y letra que hablan de tal captura.

Pero en la etapa fina lde su vida, cuando estas cartas salieron a la luz, hizo todo lo posible por recuperar esas «cartas malditas», muy probablemente con la intención de destruirlas.

Los investigadores siguen sin ponerse de acuerdo sobre por qué deseaba recuperarlas.

Hoy en día, la historia sigue siendo objeto de controversia entre los estudiosos. Lo único cierto es que realmente quería recuperar esas cartas.

Ahora bien, ¿quién de nosotros se atrevería a afirmar que no hay cosas de las que luego nos arrepentimos y que desearíamos que los demás no supieran?

La versión de Charles Dickens de cambiar los relojes de nuestras vidas

¿Y si pudiéramos ver hacia dónde se dirigen nuestras vidas? ¿Ver si seguimos haciendo lo que hacemos hoy? ¿Cambiaríamos nuestras vidas hoy?

¿No es esa la eterna historia de Ebenezer Scrooge?

En la versión de Dickens sobre el cambio de reloj, el viejo Ebenezer consigue mirar su vida hacia delante y hacia atrás.

Todos conocemos la historia. Ebenezer Scrooge recibió la visita de los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras. Estas visiones cambiaron su vida.

Scrooge se compromete a ser más generoso y compasivo. Acepta la invitación de su sobrino a la cena de Navidad, mantiene a Cratchit y a su familia y hace donaciones al fondo de caridad.

Se planteó su visión y su misión en la vida.

Cambiar los «relojes» de nuestra vida y misión

El cuento de Ebenezer puede estimularnos a pensar en cómo hemos llegado hasta donde estamos hoy.

¿Hay algo de lo que desearíamos fervientemente que nunca se enteraran los demás?

¿Hay algo de lo que pueda aprender hoy?

El cuento nos invita a mirar el futuro que estamos creando ahora.

Para quienes aún no han elegido su vocación y misión en la vida, éste puede ser el momento de mirar al futuro y preguntarse: ¿cuál es el sentido o la misión de mi vida?

Para los que recorren un camino elegido con anterioridad, mirar a nuestras vidas pasadas puede indicarnos las implicaciones para hoy y mañana.

¿Qué tengo que hacer ahora para aceptar y vivir esa misión?

Revisar nuestro pasado, presente y futuro

  • ¿Cómo veo mi misión en la vida?
  • ¿Qué es lo que más me gustaría volver a hacer en mi vida?
  • Al mirar hacia el futuro, ¿qué necesito cambiar en mi presente para realizar mi futuro?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER