La gracia de ser

por | Feb 23, 2023 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

A pesar de tantas preocupaciones, la brújula del poeta parece señalarnos el norte: aunque parezca irrealizable, debemos tener presente que podemos «ser». Ciertamente, ser distintos de lo que hemos sido.

Lo que te pido, Señor
es la gracia de ser.

No te pido mapas, te pido caminos,
el sabor de los caminos recomenzados,
con sus sorpresas.

No te pido cosas que sostener
sino que mis manos vacías
se vuelvan a la vida.

No te pido que detengas el tiempo
sino que enseñes a mis ojos
a leer el tiempo oportuno.

Aunque nada tenga ni pueda,
entre palabras de cansancio,
sé que puedo ser.

José Tolentino Mendonça, Rezar de olhos abertos,
Lisboa: Quetzal, 2020, 41.

Conocí este hermoso poema de José Tolentino Mendonça a través de Alfredo Teixeira, compositor y antropólogo del que, tal vez, pueda llamarme discípulo.

Era el 24 de junio de 2022. Abrí mi buzón de correo electrónico y, con total asombro, vi que acababa de recibir una obra musical, para coro y órgano, cuyo texto había marcado la pauta de su composición.

Es normal, por tanto, que no sólo la obra musical sino también el poema tengan un significado especial para mí. Tal vez, una especie de «casa de partida», a la que vuelvo cada vez que necesito abrir el mapa para recorrer nuevos caminos.

Mientras escribo este texto, tengo en mente el próximo 22 de febrero, una fecha con un significado especial para los cristianos. El Miércoles de Ceniza, día en que recordamos la finitud de la vida que se desarrolla en una línea temporal sin ocaso.

Creo que es esta noción de brevedad, de fragilidad humana, la que año tras año debería hacernos reemprender nuestro camino, aunque tengamos miedo de «sus sorpresas». Pero, ¿qué camino? Esta es verdaderamente la pregunta que nos inquieta. Ciertamente, el camino de las «manos vacías»; el camino de «saber leer el tiempo oportuno». Pero, ¿cómo? ¿Cómo dejar que mucho de lo que acarreamos se nos escape de las manos de forma consciente y decidida? ¿Cómo saber «leer el tiempo» cuando hay tanta niebla que nos cierra los ojos?

A pesar de tantas preocupaciones, la brújula del poeta parece señalarnos el norte: aunque parezca irrealizable, debemos tener presente que podemos «ser». Ciertamente, ser distintos de lo que fuimos. La condición errante del ser humano hará que fracasemos en el camino: una, dos, tres, muchas veces. Pero recordemos este poema y no tengamos miedo de pedir, por enésima vez, la «gracia de ser».

João Andrade Nunes
Fuente: https://www.padresvicentinos.net/

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regístrate ahora

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER