Una imagen de Jesús con ocho años

por | Ene 18, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Todos conocemos la historia de un joven Jesús que asombró a los doctos rabinos en el templo. Pero rara vez, o nunca, he pensado en un niño de 8 años del siglo XXI como una imagen de Jesús. Lo hice cuando leí un artículo de la Hermana de la Caridad de Halifax, Nuala Kenny, en la edición en inglés de La Croix. Cuenta la historia de una figura de sabiduría similar a Yoda, de 8 años, que escuchó en su clínica pediátrica.

Tammy, una niña de ocho años con insuficiencia renal crónica y un segundo trasplante fallido, consolaba a una niña de cinco años que acababa de ingresar y a la que se estaba investigando por insuficiencia renal.

Tenía su brazo alrededor de la niña que lloraba diciendo: «No te preocupes. He pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».

Les pido que lo lean de nuevo, fijandose en las palabras «Ahora, no te preocupes. He pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».

Mis reacciones

Cada vez que medito estas palabras las escucho con un matiz diferente.

  • Nunca había escuchado una explicación tan profundamente sencilla de por qué el Verbo de Dios se hizo carne y entró de lleno en nuestra condición humana. Emmanuel, Dios con nosotros, el Verbo hecho carne nos dice: «No te preocupes, he pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».
  • A menudo he oído la frase «Del pesebre a la cruz», que resume el continuo desde la Encarnación hasta la muerte y resurrección de Jesús.  Jesús dice: «No te preocupes, he pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».
  • Veo una nueva profundidad en cómo Dios nos ama tanto que envía a su Hijo Jesús para que asuma nuestra fragilidad, vulnerabilidad y dependencia al encarnarse y encarnarse. Jesús «se despojó de sí mismo, tomando la forma de un esclavo, naciendo en semejanza humana» (Filipenses 2, 6). El «siervo sufriente» dice: «No te preocupes, yo he pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».

Jesús y los niños

Jesús mostró a menudo un cuidado especial y un enfoque profundamente contracultural hacia los niños. Pero ahora, cuando leo:

  • «Os digo solemnemente que, si no os cambiáis y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos» (Mateo 18, 1-6)
  • «Te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por ocultar estas cosas a los sabios y a los inteligentes y revelarlas a los niños» (Mateo 11, 25)
  • «Quien no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él» (Marcos 10, 15)

…escucharé a una Tammy de ocho años decir «No te preocupes, yo he pasado por todo esto y te ayudaré a superarlo».

Me pregunto si soy el único que no puede, ni quiere, sacarse las palabras de Tammy de la cabeza…

PS El artículo anterior tiene un excelente resumen de 5 frases de un ensayo escrito por Karl Rahner hace casi exactamente 50 años: Ideas for a Theology of Childhood [Ideas para una teología de la infancia].

Nuala Kenny es una Hermana de la Caridad en Halifax, Nueva Escocia, y pediatra. Oficial de la Orden de Canadá desde 1999, ha publicado varios libros, entre ellos Healing the Church (Novalis, 2012) yRediscovering the Art of Dying(2017). Es coautora de Still Unhealed: Treating the Pathology in the Clergy Sexual Abuse Crisis (Novalis y Twenty-Third Publications, 2019).

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This