Un punto de vista canadiense: Trauma intergeneracional, pobreza y racismo (primera parte)

por | Nov 19, 2021 | Formación, Jim Paddon, Reflexiones | 0 comentarios

Recientemente organicé un seminario en línea sobre el trauma histórico e intergeneracional relacionado con los supervivientes del sistema canadiense de internados y sus descendientes. Uno de los ponentes pertenecía al proyecto Compassionate Inquiry.

Me gustaría examinar la relación entre el trauma, la pobreza y el racismo (sistémico) en mis próximos tres artículos. La primera parte trata del trauma. ¿Qué es el trauma? Las experiencias adversas en la infancia son comunes y pueden tener efectos negativos y duraderos en nuestra salud. Los diez tipos de trauma incluyen el abuso físico, el abuso sexual, el abuso emocional, la negligencia física, la negligencia emocional, la madre tratada con violencia, el abuso de sustancias en el hogar, la enfermedad mental en el hogar, la separación o el divorcio de los padres y el miembro del hogar encarcelado.

El trauma intergeneracional es un trauma histórico o acumulativo, que se refiere a una herida emocional y psicológica colectiva y acumulada a lo largo del tiempo, tanto en la propia vida como a través de generaciones. Esto también puede dar lugar a numerosos y sostenidos ataques contra un grupo o cultura a lo largo de generaciones que afectan al bienestar actual.

Aunque el trauma se presentó en este seminario en línea en relación con los pueblos indígenas de Canadá, también pude relacionarlo con muchas de las personas necesitadas a las que nuestra Sociedad de San Vicente de Paúl trata de ayudar. ¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestros compañeros vicentinos preguntarse por qué las mismas personas siguen viniendo a pedir ayuda? ¿Por qué no encuentran trabajo? ¿Por qué no tienen ninguna ambición de mejorar? ¿Por qué parecen estar conformes con su actual estilo de vida?

En lugar de estas preguntas y preocupaciones, ¿qué pasaría si intentáramos comprender el efecto que el trauma puede haber tenido y tener en sus vidas? ¿Y si realmente tratáramos de invitarles a compartir su historia, llena de diversas experiencias traumáticas que pueden seguir afectándoles? Muchas de las personas a las que atendemos ni siquiera son conscientes del efecto que el trauma ha tenido en su capacidad para aprender, encontrar empleo o simplemente participar más plenamente en la sociedad.

Si todos pudiéramos comprender el trauma y cómo puede ser intergeneracional, entonces podríamos tener éxito en nuestros esfuerzos por lograr cambios sistémicos que ayuden a los que viven en la pobreza. Por favor, intente aprender más sobre el trauma intergeneracional como parte de sus esfuerzos para abordar la pobreza.

Sobre el autor:

Jim Paddon vive en London, Ontario, Canadá y es miembro de la Sociedad de San Vicente de Paúl. Está casado con su querida esposa Pat y tienen seis hijas y once nietos. Jim ha sido miembro de la Sociedad desde los años 70.

Las opiniones expresadas son las del autor y no representan oficialmente las de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This