últimas noticias sobre el COVID-19

El Día de la Educación se centrará en la recuperación de los efectos de la Covid-19

por | Ene 22, 2021 | Noticias, Presencia en la ONU | 0 comentarios

La Familia Vicenciana está comprometida con la educación, desde la gestión de programas de educación inclusiva para niños con discapacidades hasta la provisión de educación primaria y secundaria, pasando por la oferta de sesiones de alfabetización para migrantes y el funcionamiento de las universidades. La educación, para nuestros Fundadores, era un camino para salir de la pobreza.  San Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac integraron la enseñanza en sus ministerios. Santa Elizabeth Ann Seton fundó la primera Escuela Católica gratuita para niñas en los Estados Unidos. La educación vicenciana continúa en todo el mundo.

Imagen © UNESCO

La ONU honrará al mundo de la educación el 25 de enero, durante el Tercer Día Internacional Anual de la Educación (el día real es el 24 de enero). El Día Internacional de este año se centrará en el tema, «Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19». La idea es fomentar la colaboración mundial para colocar la educación y el aprendizaje permanente en el centro de la recuperación de la COVID-19.

Un evento mundial para el Día Internacional alabará a los héroes del aprendizaje, las innovaciones y la financiación. La celebración del Día Internacional de la Educación por la UNESCO se organizará en colaboración con varias otras organizaciones, entre ellas la Alianza Mundial para la Educación y el Centro de Estudios Interdisciplinarios (CRI), y contará con la participación de los asociados de la Coalición Mundial para la Educación.

LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO HUMANO

La educación es un derecho humano, como se expresa en el artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. La educación es también el centro del Objetivo de Desarrollo Sostenible (SDG) 4: Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos. Pero los efectos de COVID-19 podrían obstaculizar los esfuerzos para alcanzar el SDG 4 para 2030.

IMPACTO DE LA COVID-19 EN LA EDUCACIÓN

Imagen © UNESCO

Antes de la pandemia había problemas en la educación. Según la UNESCO, a pesar de la fuerte matriculación universal en los primeros grados en la mayoría de los países, más de 250 millones de niños no estaban escolarizados y casi 800 millones de adultos eran analfabetos. Se estima que unos 387 millones, o el 56 por ciento de los niños en edad de asistir a la escuela primaria en todo el mundo, carecían de conocimientos básicos de lectura.

La pandemia se ha sumado a estos desafíos previos a la COVID 19. Un informe de política de las Naciones Unidas de agosto de 2020, titulado «La educación durante COVID-19 y después», señaló que la pandemia ha causado la mayor interrupción de los sistemas educativos de la historia, afectando a casi 1.600 millones de alumnos en más de 190 países y en todos los continentes. Los cierres de escuelas y otros espacios de aprendizaje, según el informe, han afectado al 94% de la población estudiantil del mundo, hasta el 99% en los países de ingresos bajos y medio-bajos. En abril de 2020, casi 369 millones de niños que dependían de las comidas escolares necesitaban encontrar nutrición en otros lugares. 

La pandemia también está reduciendo las oportunidades de algunos de los niños más vulnerables, como las niñas, los refugiados, las personas con discapacidad y las personas desplazadas. Algunos de ellos no tienen acceso a la tecnología para poder realizar un aprendizaje a distancia, mientras que otros no tienen suficiente acceso a Internet. Alrededor de 23,8 millones de niños y jóvenes (desde el nivel preescolar hasta el terciario) podrían abandonar la escuela o no tener acceso a ella este año debido únicamente a las repercusiones económicas de la pandemia.

Imagen © UNESCO

La COVID-19 también ha puesto de relieve las desigualdades. Un porcentaje considerable de escuelas primarias no tenían instalaciones para lavarse las manos, lo que es clave para la prevención de COVID-19.  El aprendizaje a distancia ha sido imposible para millones de estudiantes. Y la tasa de finalización de estudios en el 20% de los hogares más pobres era del 34%, en comparación con el 79% de los que pertenecían al 20% de los hogares más ricos. COVID-19 está empeorando la situación de la educación en el África subsahariana, donde, antes de la pandemia, vivía el 47% de los 258 millones de niños no escolarizados del mundo.

¿QUÉ HA HECHO LA ONU?

Las Naciones Unidas han respondido a la crisis de COVID-19 de diversas maneras. La UNESCO indica que está apoyando a los países en sus esfuerzos por mitigar el impacto inmediato del cierre de escuelas, especialmente en las comunidades más vulnerables y desfavorecidas, y por facilitar la continuidad de la educación para todos a través del aprendizaje a distancia.

Imagen © UNESCO

La UNESCO también:

  • ha formado una coalición mundial de educación para apoyar a los países en la ampliación de sus mejores prácticas de aprendizaje a distancia y llegar a los niños y jóvenes que corren mayor riesgo;
  • ha preparado talleres temáticos de intercambio de conocimientos;
  • ha realizado notas temáticas sobre temas clave relacionados con la respuesta educativa de la COVID-19;
  • ha creado una selección de recursos de aprendizaje digital que los gobiernos, las escuelas, los maestros y los padres pueden utilizar para abrir oportunidades para los alumnos que no pueden asistir a la escuela;
  • ha preparado un repositorio de plataformas nacionales de aprendizaje diseñadas para apoyar la continuidad de los estudios basados en los planes de estudio;
    ha realizado encuestas para analizar el impacto y la respuesta al cierre de escuelas.

Como vicencianos, podríamos preguntarnos «¿cómo podemos apoyar a las escuelas en las que sirven nuestros miembros? ¿Cómo podemos ayudar a un niño a acceder a la tecnología digital? ¿Cómo podemos satisfacer las necesidades de los niños que necesitan nutrición pero que ya no la reciben en la escuela? ¿Cómo podemos apoyar a los maestros que están mejorando sus habilidades en el área de la tecnología virtual o que necesitan materiales para el aula? ¿Cómo podemos asegurar que el acceso a Internet esté disponible para todos?»

(A partir de informaciones de la UNESCO)

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This