La pandemia en la sombra

por | Sep 19, 2020 | Conversaciones sobre Justicia Social, Noticias | 0 comentarios

Se la llama «la Pandemia de la Sombra». En esta época de confinamientos en el hogar, como resultado de COVID-19, lo que está sucediendo «en las sombras» es un aumento de la violencia doméstica. El hogar, para la mayoría de nosotros, es un santuario, un lugar pacífico y amoroso; pero para una víctima de violencia doméstica, el hogar es cualquier cosa menos un santuario. El miedo a ser abusada o algo peor se cierne sobre la víctima cada día. Les afecta psicológica y emocionalmente. Sus hijos e incluso sus mascotas están afectados y en peligro, especialmente si el abusador vive en la misma casa.

La Campaña contra la pandemia en la sombra es una reciente iniciativa de ONU Mujeres, la entidad de las Naciones Unidas dedicada a la igualdad de género y al empoderamiento de la mujer, porque la violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos humanos. Esta campaña de sensibilización pública se centra en el aumento mundial de la violencia doméstica durante la crisis sanitaria de COVID-19. Desde el brote se han intensificado todos los tipos de violencia contra las mujeres y las niñas, en particular la violencia doméstica. Los refugios para víctimas de la violencia doméstica han alcanzado su capacidad máxima en muchos países y han aumentado las llamadas a las líneas telefónicas de ayuda. ONU Mujeres lanzó la Campaña el 27 de mayo de 2020, presentando un video de 60 segundos narrado por la actriz Kate Winslet (www.unwomen.org/shadowpandemic). «ONU Mujeres espera que esta campaña marque una diferencia que salve vidas de mujeres y niñas en todo el mundo, durante esta crisis… y a largo plazo».

A nivel mundial, durante el año pasado, antes de la pandemia, 243 millones de mujeres y niñas de entre 15 y 49 años (1 de cada 3 mujeres), experimentaron violencia sexual y/o física por parte de una pareja íntima. Desde la pandemia, varios factores han contribuido a la escalada de la violencia: preocupaciones por la seguridad; preocupaciones por la salud y el dinero; condiciones de vida hacinadas o inadecuadas; aislamiento forzado con los abusadores; restricciones de movimiento; y espacios públicos desiertos. Lamentablemente, en algunos países se han desviado recursos y esfuerzos de los servicios de apoyo al socorro inmediato de COVID-19.

En los Estados Unidos, el Congreso proporcionó 45 millones de dólares de la Ley CARES a la Ley de Prevención de la Violencia Familiar y Servicios (FVPSA), que financió programas que proporcionan viviendas y refugios de emergencia a las supervivientes de la violencia doméstica en todo el país. También incluyó fondos para la Línea de Emergencia para asegurar servicios críticos y continuos a los sobrevivientes que buscan apoyo, recursos y planificación de seguridad durante este tiempo. (La Línea Nacional de Violencia Doméstica: 1-800-799-7233)

Otra forma en que un abusador busca controlar o dominar a una víctima es amenazando a sus mascotas. Entre el 49% y el 71% de las mujeres que sufrieron abusos domésticos informaron de que sus mascotas habían sido amenazadas, dañadas o asesinadas. En abril de 2020, el Departamento de Justicia proporcionó 2 millones de dólares en subvenciones federales en virtud de la Ley de seguridad de las mascotas y las mujeres (PAWS, por sus siglas en inglés) para apoyar los servicios de refugios y viviendas de transición para los supervivientes de la violencia doméstica y sus mascotas en situación de riesgo.

A medida que la pandemia nos mantiene confinados en un lugar, la violencia doméstica seguirá siendo la «pandemia en la sombra» a menos que hagamos un esfuerzo colectivo global para detenerla. ONU Mujeres trabaja para dar prioridad a la prevención de la violencia y el acceso a los servicios esenciales, tales como la salud, la justicia y la policía, los servicios sociales, las líneas telefónicas de ayuda y la coordinación de esos servicios, a fin de prestar apoyo a quienes han experimentado o presenciado actos de violencia.

Las Damas de la Caridad USA, aic.ladiesofcharity.us) está trabajando —a través de la organización AIC Internacional y con la Familia Vicenciana en las Naciones Unidas en Nueva York— sobre la violencia contra las mujeres y ha seguido este tema desde 2010. Las Damas de la Caridad USA, con AIC Internacional, esperan convertirse en una voz que alivie la violencia de género en nuestros hogares, nuestras comunidades y el mundo.

Marie A. Copeland,
Comité de Defensa de las Damas de la Caridad de Estados Unidos.

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This