últimas noticias sobre el COVID-19

Un punto de vista canadiense: Racismo Sistémico – ¿Qué puedo hacer yo?

por | Ago 19, 2020 | Formación, Jim Paddon, Reflexiones | 0 comentarios

Hace poco planteé las preguntas siguientes en nuestra red de justicia social de la Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP) en Canadá:

  1. ¿Existe el racismo sistémico dentro de la SSVP?
  2. ¿Tener conocimiento de la existencia de racismo sistémico en Canadá, sin abogar por el cambio, significa que lo aprobamos?
  3. ¿Hay acciones internas que la SSVP pueda tomar para mostrar nuestra oposición a todas las formas de racismo?
  4. ¿Hay acciones que la SSVP puede emprender tanto para abogar por el cambio como para colaborar con otras organizaciones en favor de un cambio positivo?
  5. ¿Puede la SSVP llegar a la comunidad católica y no católica en general para invitar a las personas racializadas a que se unan a nosotros mientras trabajamos para abordar el racismo en el Canadá?

Propongo que cualquiera puede aplicar estas preguntas a su propia organización, congregación, familia o comunidad. He estado pensando en ellos como un hombre blanco mayor, pero me doy cuenta de que debo tratar de leer y escuchar cómo el racismo ha afectado y sigue afectando a las personas de color. ¿Por qué no he hecho más? ¿Por qué ha llevado tanto tiempo darse cuenta de esto? ¿Qué puedo hacer ahora? Siempre vuelvo a mi libro y película favorita: «Matar a un ruiseñor», donde Atticus advierte a sus hijos: «Nunca entiendes a una persona hasta que consideras las cosas desde su punto de vista… hasta que te metes en su piel y caminas con ella». Con esto en mente, no podemos esperar entender los desafíos y el daño emocional que el racismo provoca en los afectados por él sin escuchar sus palabras y experiencias, sin compartir nuestros pensamientos y oraciones. Como vicentino, a menudo recuerdo cómo a Vicente, como joven sacerdote, se le enseñó todo sobre Jesucristo, todo sobre la fe católica y el dogma de la Iglesia, pero nunca llegó a conocer realmente a Jesús hasta que lo encontró en el rostro de aquellos a los que servía y caminaba en su piel. Vicente experimentó una transformación muy personal que le llevó a su verdadera misión de ayudar a los más vulnerables sin prejuicios.

Tal vez muchos de nosotros necesitamos acercarnos a las personas de color, escucharlas, tocarlas, comprometernos con ellas, compartir nuestras comunes y diferentes creencias, desafíos, necesidades y esperanzas mientras nos entendemos y apoyamos unos a otros. Hagamos que cada uno de nosotros haga del racismo una cuestión ¡MUY PERSONAL!

Sobre el autor:

Jim Paddon vive en London, Ontario, Canadá y es ex-presidente del Consejo Regional de Ontario de la Sociedad de San Vicente de Paúl. Actualmente es presidente del Comité Nacional de Justicia Social de la Sociedad en Canadá. Está casado con su querida esposa Pat y tienen seis hijas y once nietos. Jim ha sido miembro de la Sociedad desde los años 70.

Las opiniones expresadas son las del autor y no representan oficialmente las de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This