Primera reunión de la confraternidad de músicos vicencianos

por | Jul 20, 2020 | Confraternidades, Noticias, Oficina de la Familia Vicenciana | 0 comentarios

Las confraternidades vicencianas son grupos formados por personas de la Familia Vicenciana que comparten un interés común. Ya se han formado más de 10 de estas confraternidades, que se reúnen virtualmente de modo periódico, y que cubren una variada muestra de las capacidades que existen dentro de nuestra Familia: desde la confraternidad de diseñadores gráficos, hasta la de abogados.

El 6 de julio tuvimos la alegría de poder reunirnos todos aquellos que, de una u otra forma, servimos desde la música.

¿Es posible un Mundo en que la pobreza sea vencida con la música? ¿Es posible un mundo en el que todos los vicencianos cantemos alabando a Dios? ¿Es posible que pongamos letra y notas musicales a la grandeza de nuestro carisma?

Así lo hemos soñado las 42 personas de diferentes países, que nos reunimos en este primer encuentro por videoconferencia, personas de muy diversos países de habla hispana, músicos y compositores, Misioneros Paúles, Hijas de la Caridad, seminaristas, miembros de AIC, MISEVI, SSVP, JMV, AMM y otras ramas, y algún vicenciano que, sin pertenencer a ninguna rama específica, entre partituras y canciones está descubriendo a Jesús en los ojos del pobre. Algunos de ellos participaron en el Festival de Música Vicenciana que la Oficina de la Familia Vicenciana promovió el año pasado y que dio como fruto un Álbum con 18 canciones nuevas, de temática vicenciana.

Fue un encuentro lleno de alegría. Después de la oración inicial y las presentaciones, Javier F. Chento, como responsable del Festival y de la producción del disco nos explicó cuál fue el proceso que se llevó a cabo durante este último año para la realización del mismo, y lo muy satisfechos que estábamos todos por la gran participación que hubo. Después de que el confinamiento obligatorio por la pandemia se relajase, al fin se pudo finalizar el proyecto del Compact Disk, que ya está disponible en las plataformas digitales. No obstante, por la complejidad de la situación internacional actual y el cierre de fronteras, la distribución del disco físico está suponiendo un reto que aún no está claro cuándo ni cómo podremos solucionar.

Javier nos comentó que pronto se anunciarían los festivales en otros idiomas, concretamente en francés y en portugués, además del inglés, que está actualmente en curso. Nos invitó a promocionarlos en cuanto estuviesen disponibles, para promover entre todos el aspecto creativo musical del carisma vicenciano. También nos invitó a seguir enviando canciones propias en español, para ir construyendo entre todos un fondo de canciones vicentinas que se puedan usar en nuestros encuentros y celebraciones.

Pasó a hablarnos de algunas iniciativas nuevas que se plantearán en un futuro próximo y que requerirán de la participación de músicos, autores, cantantes, productores… todos aquellos que estamos, de una forma u otra, involucrados con la música. También nos animó a ser creativos y ver de qué otras maneras podemos avanzar en este campo. Finalmente, Javier nos invitó a pensar en maneras de ayudarnos mutuamente en el ámbito de la música, tanto a nivel local, regional o global.

Pasamos entonces a un diálogo fluido y, a pesar de que éramos un grupo numeroso, la tecnología funcionó perfectamente y pudimos poner sobre la mesa nuestra ilusión y ganas de trabajar unidos. Acordamos crear un grupo de WhatsApp para mantener un contacto más cercano y frecuente.

En resumen, ¿qué conclusiones sacamos de esta reunión?:

  1. Acabamos de poner la primera piedra en la creación de la confraternidad de músicos vicentinos y de momento somos más de 45 corazones vibrando al ritmo de diferentes experiencias que nos acercan cada día al pobre.
  2. Sabemos con certeza que cantar el Evangelio e ir al encuentro de Jesús en los pobres con la alegría y la paz que otorga la música es nuestro sueño.
  3. Somos conscientes de que en nuestro ADN vicenciano la colaboración está grabada a fuego, por lo que queremos hacerlo en común unión.
  4. Nos divertimos haciendo lo que hacemos y queremos invitar a los demás a disfrutar a través de todos.
  5. Dinamizar los festivales internacionales de la canción vicentina que en breve se realizarán en inglés, portugués y francés.
  6. La Familia VIcenciana cuenta con nosotros para grabar canciones que lleven el carisma vicenciano a todos los lugares del mundo, en todos los idiomas que sea posible. Publicar videoclips, crear una canción vicenciana universal, conciertos… son algunos de los proyectos que esperamos cumplir.

Mónica Villar,
MISEVI y AIC

Después de hora y media de reunión nos despedimos, no sin antes fijar la fecha para el próximo encuentro (el 3 de agosto), al que están invitados todos los miembros de la Familia Vicenciana que sirven desde algún aspecto musical. Si quieres participar en este encuentro, rellena el siguiente formulario y te convocaremos a la próxima reunión.

    Su nombre completo (necesario):

    Su correo electrónico (necesario):

    País de residencia (necesario)

    Su teléfono (necesario):

     


    Oración del músico vicenciano

    Señor Jesús,
    Tú nos llamaste a ser seguidores tuyos,
    a ejemplo de san Vicente de Paúl
    y de muchos otros que descubrieron tu presencia
    en los pobres y los necesitados,
    para auxiliarlos física y espiritualmente,
    y para anunciarles la Buena Noticia de Dios Padre misericordioso.

    Ponemos a tu disposición
    los dones que Tú mismo nos entregaste:
    te presentamos nuestra vida y nuestras capacidades
    como compositores, músicos o cantantes.
    Enséñanos a vivir este ministerio con profundidad,
    como un momento privilegiado
    para acercarnos a los empobrecidos de esta tierra
    y a todos los que te buscan con sincero corazón.
    Señor, que podamos vivir lo que cantamos
    y cantar lo que vivimos.

    Ayúdanos a perder el miedo al silencio,
    a ser valientes y decididos
    denunciando la injusticia
    que viven millones de hijos tuyos en este mundo.
    Que no busquemos el aplauso ni la aclamación,
    sino hacer en todo momento tu voluntad.
    Que sepamos escuchar tu Palabra y la palabra de los pobres
    y que ellas sean el motivo de nuestras canciones.

    Danos, Señor, la creatividad infinita que hizo de san Vicente
    nuestro modelo de seguimiento.

    Ponemos nuestras vidas en tus manos
    y confiamos en Ti.

    Amén.

     

    0 comentarios

    Enviar comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    homeless alliance
    VinFlix
    VFO logo

    Archivo mensual

    Categorías

    Sígueme en Twitter

    colaboración

    Pin It on Pinterest

    Share This