últimas noticias sobre el COVID-19

El Covid-19 y el sinhogarismo

por | Jun 15, 2020 | Formación, Noticias | 0 comentarios

Con la pandemia COVID-19 uniendo al mundo en un dolor terrible, algunos de los más vulnerables están encontrando la situación extremadamente difícil de manejar. Nuestras hermanas y hermanos sin hogar se encuentran siendo dejados atrás, una vez más. El Grupo de Trabajo para Acabar con la Falta de Hogar es un grupo de trabajo formado por la Familia Vicenciana en la ONU hace unos años, y seguimos siendo miembros activos de este importante grupo de trabajo.

En nuestra última reunión mensual, a través de Zoom, el comité de educación presentó una mirada de primera mano a los sin techo de la ciudad de Nueva York. Hoy, me gustaría compartir ese informe con ustedes. Actualmente hay, en la ciudad de Nueva York, más de 79.000 personas sin hogar. En una noche cualquiera, al menos 4.000 personas duermen en la calle, en el metro o en otros espacios públicos. El sistema de refugios de la ciudad sirve a más de 59.000 en 450 sitios, mientras que los refugios religiosos alojan a miles. Así era antes de la pandemia del Covid-19.

Desde que el Covid comenzó a atacar la ciudad de Nueva York, han ocurrido muchos cambios. TODOS los refugios religiosos han suspendido temporalmente sus servicios. Los refugios de la ciudad, históricamente superpoblados, han llegado al punto de sobresaturación. El distanciamiento social es virtualmente imposible en los refugios.

La Autoridad Metropolitana del Transporte de Nueva York (MTA) ha comenzado un extenso programa de limpieza y desinfección en todos los trenes cada noche, que requiere el desalojo de todas las personas sin hogar que, de otra manera, podrían haber encontrado refugio por la noche en los trenes. Al desalojar a las personas de los trenes, la policía ofreció un lugar para dormir en los refugios de la ciudad, causando que los refugios ya superpoblados se desbordasen a niveles peligrosos. El NY Post publicó recientemente un artículo destacando la crisis en el refugio para hombres de Bellevue, informaron de hombres durmiendo en los fríos suelos de baldosas, empujados unos contra otros, muchos sin mascarillas.

Con los rápidos cambios en la seguridad de una población ya vulnerable, decidimos que tendríamos que mirar de cerca la situación actual de la ciudad de Nueva York. Pude contactar con el personal de un centro de acogida con el que he trabajado durante años para concertar entrevistas con dos hombres que se alojan en el centro ahora, y dos miembros del personal.

A todos se les hicieron las mismas preguntas:
  1. ¿Cómo estáis?
  2. ¿Qué le gustaría decir a las Naciones Unidas? ¿Al gobierno?
  3. ¿Cuál diría que es su mayor desafío ahora, en medio del Covid-19? ¿Y su mayor fortaleza?
  4. La gente que te encuentras por la calle, ¿te trata de la misma manera que siempre, o te están aceptando?
  5. ¿Estás comiendo lo suficiente?
  6. ¿Hay algo más que te gustaría compartir con nosotros?
He aquí sus respuestas.

De Sue, coordinadora de las camas de descanso

  1. Estamos bien, gracias por preguntar.
  2. Gracias por permitirme hablar contigo. Estamos recibiendo un gran apoyo de la ciudad, y donaciones, aunque siempre necesitamos más. Todo el mundo está tratando de resolver el problema de los sin techo. La gente adinerada no siempre ve a la gente que está tras los números, es una batalla. Por favor, asegúrense de incluir a los sin techo en la mesa mientras trabajan para resolver el problema.
  3. El mayor desafío es tratar de mantenerse seguro; algunos clientes no cumplen con el uso de mascarillas y el lavado de manos. Fortaleza: los clientes se han adaptado a los cambios; se quedan dentro todo el día viendo TV, películas, etc. El personal ha estado organizando más grupos para ayudar a los clientes.
  4. Sin respuesta por parte de Sue.
  5. También sin respuesta de Sue, aunque me dijo que el centro de acogida ahora sirve tres comidas al día, y aperitivos. El chef hizo brownies para el Día de la Madre, ¡en contra de las reglas de la ciudad! 😊
  6. Las autoridades de la ciudad está siendo irritantes, pidiendo visitas virtuales del centro, presionándolos sobre los números del centro, diciendo que quieren meter a la gente en las viviendas, pero todo está cerrado. Hay una desconexión con la realidad.

De Anthony, asistente de la coordinadora de camas de descanso

  1. Estamos bien.
  2. ¡Tengan cuidado! Estamos haciendo todo lo que podemos por los clientes y por nosotros mismos. Estamos suministrando mascarillas y guantes.
  3. Desafío: Mantener a los clientes tranquilos y sin peleas. Si una persona tose, los demás se vuelven locos. Quieren que separemos a esa persona, que la alejemos de todos los demás. A veces separamos al que tose, si es necesario. Fortaleza: nuestro personal, ¡ha sido genial! Manteniéndose sensato y hasta tranquilo. Han estado más ocupados de lo normal, tomando la temperaturas 3 veces al día, asegurándose de que todos tengan guantes y máscaras.
  4. Sin respuesta.
  5. Sin respuesta.
  6. Gracias por escucharnos.

De Dwight, un hombre sin hogar desde hace cuatro meses

  1. Estoy bien, gracias.
  2. Se nos ha tolerado en el pasado pasando desapercibidos; nos gustaría que esto no sucediera con el Covid-19. Somos los más vulnerables.

P: ¿Cómo podemos evitar esto?
R: Proporciónenos lo básico. Ayúdenos a ayudarnos a nosotros mismos. Queremos que todo vuelva a la normalidad y queremos ayudar con eso, como conciudadanos. Todavía no nos escuchan, somos parte de la sociedad. Ayúdenos a contribuir, permítanos contribuir.

  1. Desafío: el confinamiento lo hizo todo más difícil. Tratar de conseguir una vivienda se hizo más difícil porque todo está cerrado. Fortaleza: Sentido de comunidad. La gente está unida, aquellos que de otra manera no serían parte de tu vida ahora son parte de ella.
  2. Sí, todo el mundo tiene cuidado con los que no están en su círculo, pero nosotros no destacamos.
  3. La comida no ha sido un problema.
  4. Sí: gracias por permitirme hablar.

De Arthur, un hombre de 63 años actualmente sin hogar desde el 20 de noviembre, anteriormente sin hogar por dos años después de un matrimonio fallido. Limpio y sobrio desde hace 15 años.

  1. Me va bien. He estado sin hogar antes durante dos años después de un matrimonio fallido.
  2. Más que nada el hecho de que no soy diferente a cualquier otra persona trabajadora, cualquiera puede caer en este pozo. Yo represento a todos. Todo está cerrado, pensé que esto sería temporal, está durando más de lo que esperaba.
  3. Desafío: Lidiar con otras actitudes, otras personas con las que estoy en contacto. Sólo tengo que mantenerme enfocado, mantenerme en la meta. No siempre es productivo, puede hacer que tengas días malos. Fortaleza: Soy un cristiano nacido de nuevo. 15 años limpio y sobrio. Rezo todos los días; me ayuda a superarlo.
  4. La gente puede tener la idea de que no eres estable si andas con tu abrigo de invierno puesto, etc.
  5. La comida ha sido buena. También tenemos duchas, trabajadores sociales, todas las donaciones siguen siendo fuertes, nos dieron botas recientemente.
  6. Gracias por permitirme hablar.

Estas cuatro personas fueron generosas y sinceras en sus respuestas. Cada uno de ellos estaba feliz de tener una plataforma, una tribuna desde la cual compartir sus preocupaciones.

Un punto importante es que las personas que se alojan en el centro de acogida normalmente serían enviadas a un refugio religioso, donde el ambiente es generalmente tranquilo y acogedor, a diferencia de los refugios de la ciudad. Se les daría una cena caliente y se les ofrecería una cama en la que descansar la cabeza. En estas circunstancias, pasan las noches haciendo lo posible por dormir en sillas. No hay camas disponibles.

Entrevistarlos fue un regalo. Aprecié su franqueza y su espíritu.

Pattie Hughes, SSVP en las Naciones Unidas.

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This